Descubren un arrecife de ‘supercorales’ resistentes al CO2

Descubren un arrecife de ‘supercorales’ resistentes al CO2
3
Se lee en minutos

Los científicos han descubierto un arrecife de ‘supercorales’ en Filipinas que parece ser resistente al CO2 que contamina su entorno marino. El hallazgo se produjo accidentalmente mientras se investigaba cómo las aguas residuales afectan a los corales de esta zona. El descubrimiento abre una puerta a la esperanza para este tipo de organismos, muy frágiles a los cambios de su hábitat.

En 2019, Bayani Cárdenas, profesor de hidrología de la Universidad de Texas en Austin emprendió un proyecto de investigación en busca de los nutrientes dañinos que fluyen a través del agua subterránea hacia un delicado santuario de arrecifes de coral en Filipinas. Cárdenas logró este objetivo, pero dentro de una larga serie de descubrimientos científicos accidentales, se topó también con algo completamente inesperado: una región de posibles ‘supercorales’ que prosperan a pesar de los altos niveles de dióxido de carbono de su entorno.

Los hallazgos realizados en ese trabajo de campo de 2019 se han publicado ahora en la revista ACS ES&T Water.

Por primera vez, el profesor  Bayani Cárdenas y un equipo de investigadores internacionales pudieron atribuir el origen del CO2 y de otros gases y nutrientes existentes en esta región marina a la llegada de aguas subterráneas, un hallazgo que demuestra que el entorno de los arrecifes puede ser vulnerable al vertido de aguas residuales, escorrentías agrícolas y otros subproductos en el mar.

«Esta es una vulnerabilidad invisible», dijo Cárdenas, profesor del Departamento de Ciencias Geológicas de la Escuela de Geociencias de UT Jackson. «Hemos podido demostrar que el agua subterránea afecta a estos delicados entornos de arrecifes de coral. Existe una conexión, y eso todavía no es tan aceptado en la ciencia y en muchas partes del mundo», añadió.

Además, Cárdenas dijo que la investigación ha generado a su vez nuevas preguntas, y nuevas propuestas de investigación, sobre todo respecto al descubrimiento de los ‘supercorales’ resistentes al CO2. Los investigadores creen que estos organismos podrían replicarse en otros lugares en los próximos años, a medida que se espera que aumenten los niveles globales de CO2.

Los corales, víctimas del cambio climático

Desde hace tiempo, los arrecifes de coral vienen sufriendo los efectos del cambio climático, sobre todo durante un evento global de blanqueamiento de corales ocurrido entre 2014 y 2017 que causó estrés por calor en el 75% de los arrecifes del mundo, según la Sociedad Meteorológica Estadounidense.

Sin embargo, el área repleta de coral que Cárdenas estudió en el Pasaje de la Isla Verde en Filipinas, una región tan vibrante y diversa que se refiere a ella como la ‘Amazonía del océano’, está prosperando a pesar de las grandes cantidades de CO2 que se bombean desde el agua subterránea.

El autor principal, Rogger E. Correa, investigador de la Universidad de Southern Cross en Australia, estimó que el agua subterránea está bombeando alrededor de 989 gramos de CO2 por metro cuadrado por año en el área que estudiaron, que se conoce como Twin Rocks y limita con una cadena de volcanes. Eso es el equivalente a estacionar dos autos en el lecho marino y dejar que emitan dióxido de carbono durante un año completo en cada hectárea de arrecife.

Para distinguir el agua subterránea del agua de mar, los científicos sumergieron dispositivos que miden los niveles de CO2 y radón 222, un isótopo radiactivo natural que se encuentra en el agua subterránea local, pero no en el mar abierto. La técnica de medición fue desarrollada por el coautor Isaac Santos, profesor de la Universidad de Gotemburgo en Suecia.

Este trabajo sigue a un estudio de 2020 realizado por Cárdenas, en el que descubrió CO2 burbujeando desde el lecho marino frente a un área de la costa filipina de manera tan dramática que lo llamó ‘Soda Springs’.

El resultado final de la última investigación es toda una región de arrecifes de coral que debe estudiarse más de cerca, dijo Cárdenas.

Adina Paytan, científica investigadora del Instituto de Ciencias Marinas de la Universidad de California en Santa Cruz, que no participó en el estudio, advirtió que otros factores estresantes provocados por el hombre, como la sedimentación, la sobrepesca y la contaminación, aún pueden condenar a los arrecifes de coral.

Sin embargo, se declaró se sintió esperanzada al ver que el equipo de Cárdenas ha demostrado que los corales pueden crecer en ambientes con alto contenido de carbono, un hallazgo que «brinda alguna esperanza para el futuro de los corales».

Noticias relacionadas

Estudio de referencia: DOI: 10.1021/acsestwater.1c00104

Te puede interesar: El calentamiento global mata los corales