La dispersión de níquel habría causado la gran extinción del Pérmico

La dispersión de níquel habría causado la gran extinción del Pérmico
3
Se lee en minutos

La dispersión de grandes cantidades de níquel en la atmósfera y en los océanos habría jugado un papel determinante en la gran extinción de especies ocurrida al final del Pérmico. Así lo ha descubierto una científica estadounidense, que podría haber dado con la pieza que faltaba para explicar cómo sucedió realmente dicha extinción.

El evento de extinción masiva más grave de nuestro planeta terminó con más del 90 por ciento de las especies marinas de la Tierra y el 75 por ciento de las especies terrestres.

Aunque los científicos habían planteado previamente la hipótesis de que la extinción masiva del final del Pérmico, que tuvo lugar hace 251 millones de años, fue provocada por grandes erupciones volcánicas en la región que ahora es Siberia, no pudieron explicar el mecanismo por el cual dichas erupciones terminaron con tantas especies diferentes, tanto en los océanos como en la tierra.

La profesora asociada Laura Wasylenki, de la Escuela de Tierra y Sostenibilidad de la Universidad del Norte de Arizona y del Departamento de Química y Bioquímica, es coautora de un artículo en Nature Communications titulado ‘Los isótopos de níquel vinculan las partículas de aerosol de las trampas siberianas con la extinción masiva del Pérmico final’, en colaboración con científicos chinos, canadienses y suizos.

El artículo presenta los resultados de los análisis de isótopos de níquel realizados en el laboratorio de Wasylenki en rocas sedimentarias del Pérmico tardío recolectadas en el Ártico de Canadá.

Las muestras tienen las proporciones de isótopos de níquel más ligeras jamás medidas en rocas sedimentarias, y la única explicación plausible para ello es que el níquel procede de terreno volcánico, probablemente fue transportado por partículas de aerosol y luego depositado en el océano, donde cambió drásticamente la química del agua de mar y perturbó gravemente el ecosistema marino.

«Los resultados del estudio proporcionan una fuerte evidencia de que las partículas ricas en níquel se convirtieron en aerosol y se dispersaron ampliamente, tanto a través de la atmósfera como en el océano», dijo Wasylenki.

«El níquel es un metal esencial para muchos organismos, pero un aumento en su abundancia habría provocado un aumento inusual en la productividad de los metanógenos, microorganismos que producen gas metano. El aumento de metano habría sido tremendamente dañino para toda la vida dependiente del oxígeno», añade la científica.

«Nuestros datos proporcionan un vínculo directo entre la dispersión global de aerosoles ricos en níquel, los cambios en la química del océano y el evento de extinción masiva», dijo Wasylenki.

«Los datos también demuestran que la degradación ambiental probablemente comenzó mucho antes del evento de extinción, quizás comenzando tan pronto como 300.000 años antes de esa fecha. Antes de este estudio, la conexión entre el vulcanismo de basalto de inundación de las trampas siberianas, la anoxia marina y la extinción masiva era bastante vaga, pero ahora tenemos evidencia de un mecanismo de destrucción específico. Este hallazgo demuestra el poder de los análisis de isótopos de níquel, que son relativamente nuevos, para resolver problemas de larga data en las geociencias «, agregó.

Wasylenki, quien se unió a NAU en 2018, fue anteriormente una petróloga ígnea y luego especialista en el crecimiento y biomineralización de cristales de calcita. Ahora se centra en el uso de la geoquímica de isótopos estables de metales para abordar cuestiones geológicas, ambientales y biológicas.

Muchos de sus proyectos recientes y actuales han investigado los efectos de los isótopos metálicos en las interfaces sólido-fluido, en particular durante la adsorción de metales a partículas minerales de oxihidróxido.

Este trabajo tiene implicaciones para los ciclos geoquímicos antiguos y modernos y el transporte ambiental de metales. El grupo de laboratorio de Wasylenki, denominado Estudio y análisis experimental sistemático de metales en el medio ambiente (Laboratorio SESAME), se centra en dos temas de investigación principales, el ciclo de los metales de transición en océanos antiguos y modernos y el transporte ambiental de metales pesados tóxicos.

Estudio de referencia: DOI: 10.1038/s41467-021-22066-7

Noticias relacionadas

Te puede interesar: La sexta extinción global, en marcha