Apropiación indebida

Batalla familiar en los juzgados de Castellón por la herencia de una anciana

Piden 4 años para una ‘sobrina’ por sacar 90.000 € de las cuentas de la fallecida

Batalla familiar en los juzgados de Castellón por la herencia de una anciana
2
Se lee en minutos
Nuria B. Bigné

Una familia se enfrentó ayer en un juicio en la Audiencia Provincial de Castellón por la herencia de una anciana ya fallecida. Una mujer se sentó en el banquillo de los acusados para enfrentarse a una petición de cuatro años de prisión por un delito continuado de apropiación indebida. Se trata de la esposa de uno de los sobrinos de la finada, quien cuidó de la fallecida durante un tiempo y tuvo acceso a sus cuentas. 

Según sostiene la Fiscalía, la encausada, autorizada en las cuentas de la anciana, realizó compras con la tarjeta, sacó dinero de cajeros y efectuó trasferencias de hasta 90.000 euros. Cuando los herederos --otros sobrinos-- se dieron cuenta, la procesada devolvió parte del dinero. Pese a ello, se quedó con más de 27.000 euros, según el Ministerio Público.

La acusada declaró ayer en el juicio, aunque solo lo hizo a preguntas de su abogada. Explicó que la fallecida se fue a vivir con ella y su marido tras empeorar su estado de salud y pasar 21 días hospitalizada. "Me lo chupé todo yo. No me pagaba por cuidarla, pero me daba algo de dinero. También hizo un seguro de vida para nosotros porque éramos los que la atendíamos. Saqué los 90.000 euros con permiso de ella, pero devolví unos 70.000 porque me enteré de que no se podía hacer", declaró la procesada.

Denunciantes

Después, fueron llamadas a declarar las familiares que se personan en el procedimiento como acusación particular. La primera de ellas reconoció que la procesada cuidó a su tía «durante diez o doce años» y le hacía las tareas de casa. Sin embargo, la acusó de no abrir la puerta cuando ella y su hermana querían ir a ver a la finada. «Cuando se murió no nos informaron de nada y cuando fuimos al notario a abrir el testamento, vimos que no había nada. La acusada tenía una tarjeta de la que gastaba a diestro y siniestro», criticó.

Otra de las sobrinas acusó a la procesada de coger a la anciana y llevársela a su casa sin previo aviso. "Un día nos tuvo media hora en la calle para poder entrar a verla", reprobó esta familiar.

Por su parte, el marido de la acusada y sobrino carnal de la fallecida, se acogió a la dispensa a no declarar y el juicio quedó visto para sentencia en la Audiencia Provincial de Castellón.

Noticias relacionadas

Los ancianos, el blanco más fácil para las estafas

Los casos de estafas, robos, hurtos y otros abusos a ancianos por parte de conocidos, familiares, cuidadores o intrusos y que llegan a los juzgados son solo la punta del iceberg. Y es que se trata del segmento de edad más vulnerable de la sociedad, circunstancia que aprovechan los delincuentes para aprovecharse de ellos. Con frecuencia, las actuaciones policiales se dirigen contra personal de limpieza o responsable del cuidado de estas personas de avanzada edad, que tienen acceso a las habitaciones de la casa o a sus cuentas bancarias. También siguen vigentes los timos de toda la vida.