Control de velocidad

Así funciona Trucam II, el nuevo radar móvil con el que los Mossos te multarán este verano

El radar Trucam II, que empieza a funcionar en puntos de las carreteras catalanas.

El radar Trucam II, que empieza a funcionar en puntos de las carreteras catalanas. / DGT

1
Se lee en minutos
Alexa Fuentes

El Servei Català de Trànsit (SCT) ha informado este jueves que incorporará diez radares de un nuevo modelo ligero, una especie de pistola láser que podrá controlar, desde un punto estático, el exceso de velocidad y que podrán llevar las motos de los Mossos d'Esquadra.

Estos nuevos radares, denominados Trucam II, estarán repartidos por todas las regiones policiales en la red viaria de Catalunya, donde ya hay 246 puntos de control de la velocidad, de los que 36 son radares de tramo.

Pistola láser

Los nuevos radares son una especie de pistola láser, de dimensiones reducidas, que pueden ser transportados en el interior de la maleta de una moto-patrulla y colocarse mediante un soporte en estos vehículos.

De esta forma, se puede aprovechar la movilidad y la accesibilidad de las motocicletas para situar los radares en ubicaciones nuevas, en las que los coche-patrulla no pueden aparcar.

La versatilidad de Trucam II permite que pueda ser usado tanto de radar fijo como móvil. Además, solo pesa 1,6 kilos, mide 21 centímetros y tiene una autonomía de entre ocho y diez horas.

Condiciones adversas

Soporta temperaturas de 60 grados y de menos 10, por lo que resiste cualquier escenario y cualquier condición climatológica, como lluvia, nieve o luz solar directa.

Además, se pueden utilizar en acciones de vigilancia policial nocturna, ya que van equipados con un flash de luz infrarroja que ilumina la carretera cuando detecta una infracción de velocidad.

También permiten hacer controles de velocidad selectivos de vehículos, como por ejemplo las motocicletas, u otro tipo de vehículos que tienen una limitación de velocidad específica, como los camiones, los autocares o las furgonetas.

Tecnología Lidar

Noticias relacionadas

Por último, es un láser que utiliza tecnología Lidar -que permite determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto o superficie utilizando un haz láser pulsado- capaz de medir velocidades de hasta 320 km/h tanto por delante como por detrás. Es decir, en los coches que se aproximan o en los que se van.

Esta versatilidad le permite captar distancias en un radio de 1,5 kilómetros, frente a los 800 metros que registran los que funcionan en la actualidad. Y lo hacen con un margen de error de apenas 2 km/h.