Nueva campaña de verano

Trànsit invita a los conductores a reflexionar sobre las decisiones que toman al volante

Una niña de cinco años a la que sus padres no habían puesto el cinturón de seguridad se mata en un accidente

La conductora que protagoniza el anuncio se distrae al coger el móvil y choca con otro turismo, ocupado por otro joven que también muere

Nueva campaña de Trànsit. ’Al volant, tria el bon camí’. / VÍDEO: TRÀNSIT

2
Se lee en minutos
Carme Pi

"Al volante, elige el buen camino". Esta es la invitación de la campaña del Servei Català de Trànsit (SCT) para este verano. Cada decisión que se toma al conducir, tiene consecuencias, avisan, y para ello han elegido una historia basada en hechos reales. Con 82 personas muertas en las carreteras en lo que va de año en Catalunya, la última en un accidente mortal este lunes en la C-32 en Sant Pol de Mar (Maresme, Barcelona), el objetivo de las autoridades es frenar el número de víctimas, sean fallecidos o heridos.

Históricamente, las campañas publicitarias de tráfico suelen generar controversia. Algunas, por ser demasiado duras, otras porque se las considera blandas o, como la última de la Dirección General de Tráfico (DGT), por el sentido del humor, que disparan los memes. Trànsit ha apostado esta vez por una historia con imágenes duras en las que mueren dos personas: Clàudia, una niña de cinco años que viaja en un turismo con sus padres y su hermano, y un joven, Pau, que va en el otro vehículo contra el que choca la familia.

Una pareja que sale con prisas de casa

"Albert y Anna eligieron salir con prisa". El planteamiento de la campaña es hacer reflexionar a la gente sobre la toma de decisiones. En este caso, aparece la pareja protagonista durmiendo y, tras apagar el despertador, se quedan un rato más en la cama, lo que les hace salir de casa con menos tiempo. Las imágenes, habituales en muchos hogares, muestran el desayuno rápido, las rutinas para vestir a los dos pequeños de la casa... hasta que llegan al coche.

Es en este momento cuando el padre de familia toma la decisión de no abrochar el cinturón de seguridad a la más pequeña, Clàudia, que minutos después perderá la vida en el asfalto, cuando su madre choca con otro vehículo que circula en sentido contrario. La mujer coge el móvil para leer un mensaje a pesar de ir conduciendo, lo que provocará el fatal desenlace: muere su hija y mata al conductor del otro turismo. Su hijo también resulta herido grave, como su pareja.

Consecuencias irreversibles

Noticias relacionadas

"Las decisiones que tomas antes y durante la conducción tienen consecuencias irreversibles en tu vida y en la de los otros", avisa el Servei Català de Trànsit, que asegura en el anuncio de 40 segundos que esta es una historia real. La pequeña, al ir en sillita pero sin sujetar por el cinturón, salta por la ventanilla y acaba ensangrentada en el asfalto, igual que el osito de peluche que llevaba en brazos.

Trànsit pretende con esta campaña de verano concienciar a los conductores y conductoras de que todas y cada una de las decisiones que se toman al volante pueden acarrear consecuencias y es preciso reflexionar. Todo, con la intención de frenar la siniestralidad en la red viaria catalana.