Altas temperaturas

7 trucos para soportar el calor en el coche si se estropea el aire acondicionado

Los crecientes episodios de calor pueden convertirse en un problema para los conductores que no disponen de sistemas de refrigeración en sus vehículos

Detalle del aire acondicionado de un Mitsubishi.

Detalle del aire acondicionado de un Mitsubishi.

4
Se lee en minutos
Jordi Muñoz

Conducir con calor es un factor de riesgo ante el que hay que tomar precauciones en las jornadas marcadas por las altas temperaturas. Así lo ha confirmado la Dirección General de Tráfico (DGT), que ha hecho públicas una serie de recomendaciones para que los conductores no sufran los efectos adversos del calor mientras se encuentran al volante.

Noticias relacionadas

La mayoría de los usuarios optan por la opción más sencilla: encender el aire acondicionado y enfriar su vehículo al instante. Sin embargo, se trata de una opción cara y que no siempre está disponible, ya que algunos modelos no llevan incorporado este mecanismo y, en otros casos, se puede haber averiado en el peor momento posible.

Por suerte, hay diversos trucos que ayudan a enfriar el coche sin la necesidad de accionar el aire.

Aparcar en la sombra

Siempre se ha dicho que prevenir es mejor que curar y en este caso no iba a ser menos. Lo ideal para mantener el coche a una temperatura óptima es evitar que se caliente en exceso antes de usarlo. Los vehículos aparcados bajo el sol alcanzan temperaturas difíciles de rebajar de forma inmediata, por lo que es aconsejable buscar estacionamientos cubiertos o en los que haya sombra.

Tintar los cristales

Una de las razones por las que el vehículo alcanza temperaturas tan altas en verano es por el mayor impacto de los rayos solares. Es por ello que son imprescindibles accesorios como el parasol, que ayuda a que la parte delantera del coche no se sobrecaliente.

En este sentido, uno de los trucos puede ser tintar los cristales del vehículo, ya que se reduce la entrada de luz solar al habitáculo y, por tanto, el efecto del sol es menor. Además, en caso de no comprar el automóvil directamente con los cristales tintados, también existe la opción de comprar láminas adhesivas (homologadas) que cumplan la misma función.

Cabe destacar, eso sí, que la normativa no permite oscurecer ni el parabrisas ni las ventanillas delanteras y que un error en el tintado de los cristales puede conllevar no pasar la ITV.

Ventilar el vehículo moviendo las puertas

Airear el coche es una de las opciones más efectivas para aminorar la temperatura. Con el simple hecho de abrir las ventanillas se puede conseguir que salga parte del aire caliente, pero hay otras formas de ventilar que pueden tener un resultado aún mayor.

Hace unos años se hizo viral un vídeo en que explicaban una técnica que puede ser la solución adecuada: abrir y cerrar la puerta del piloto unas cinco veces, con la ventana del copiloto bajada. Así, según el vídeo, se consigue que el aire caliente del interior salga del vehículo y en cuestión de segundos se baje la temperatura.

Poner trapos húmedos en las rejillas

Una de las opciones más 'caseras' para enfriar el interior del vehículo es colocar trapos húmedos en las salidas de aire del coche. De esta manera, el aire que vaya saliendo se enfriará gracias a la humedad de la tela y el coche irá teniendo una mejor sensación térmica.

Se trata de un remedio con una duración limitada, ya que el trapo se acaba secando debido a la calor, pero que en caso de llevar acompañante que pueda ir mojando los paños.

Usar bolsas de hielo impermeables

Otro recurso similar al de los paños es recurrir a las bolsas de hielo. Se trata de una buena opción para luchar contra el calor, no solo para refrescar las diferentes partes del cuerpo cuando el coche esté estacionado, evitando así golpes de calor, sino también para colocarlos en el suelo del coche.

De esta forma, poco a poco el interior del coche irá notando el frío que desprende la bolsa y reducirá la temperatura. Es preferible utilizar una impermeable para evitar desprendimientos de agua.

Accesorios portátiles

Si bien es cierto que no es una opción a coste cero como las anteriores, cabe resaltar que existen varios productos en el mercado que pueden ayudar a sentir menos la calor en esta época del año. Comprar un pequeño ventilador portátil, por ejemplo, permitirá una sensación más fresca en el ambiente.

Eso sí, hay que tener especial cuidado con que estos objetos no tapen en ningún momento la visibilidad del conductor ni comprometan la seguridad del vehículo, como sí lo hacen otros accesorios muy habituales que pueden provocar distracciones al volante.

Lavar el coche frecuentemente

Aunque pueda parecer algo muy banal, mantener el coche limpio puede ayudar a disminuir el impacto del calor. La explicación es muy sencilla: el agua fría ayuda a mantener a buena temperatura la carrocería del automóvil. Se recomienda, a su vez, que no se lleve a cabo el lavado en horas de máxima calor debido a que la evaporación del agua puede provocar un buen aclarado.