Los nuevos radares de tramo que ya están activos en Catalunya desde el pasado viernes

El radar en tramo de la N-II de Figueres que entra en vigor este viernes.

El radar en tramo de la N-II de Figueres que entra en vigor este viernes.

1
Se lee en minutos
ACN

Este viernes, entran en vigor cuatro nuevos radares de tramo en Catalunya.

En los cuatro casos, la velocidad máxima permitida será de 80 kilómetros por hora. El objetivo de los nuevos radares es reducir la velocidad excesiva y también la siniestralidad. Con estos nuevos dispositivos, el conjunto de la red viaria tiene 38 radares de este tipos instalados.

La ampliación de 21,499 kilómetros equipada con radares de tramo eleva a 194,410 los kilómetros de la red viaria catalana controlados por este sistema de velocidad mediana.

Serán dos en la N-II en Figueres, entre Hostalets y el Pont del Princep en ambos sentidos de circulación; y dos más en la C-17 entre Aiguafreda y Figaró, también en ambos sentidos.

En la N-II se pondrá en marcha un radar de tramo entre los kilómetros 751,400 y 751,904 en sentido norte. Este controlará la velocidad del carril de la calzada a lo largo de 7,504 kilómetros de longitud. El segundo está ubicado en sentido sur entre los kilómetros 758,864 y 751,383 y controlará también la velocidad del carril de la calzada a lo largo de un tramo de 7,481 kilómetros.

Hacia Barcelona

Noticias relacionadas

En cuanto a la C-17, se pondrá en marcha un cinemómetro entre los kilómetros 41,100 y 37,836 en sentido Barcelona. Este controlará la velocidad de los dos carriles de la calzada a lo largo de 3,264 kilómetros. El otro está ubicado en sentido Vic entre los kilómetros 37,790 y 41,040 y controlará también la velocidad de los dos carriles en un tramo de 3,250 kilómetros.

En total, la red viaria catalana tiene 246 puntos de control, incluyendo los 38 radares de tramo.