R1 y RG1

La línea del Maresme de Rodalies Renfe, cortada tres horas por una avería eléctrica

La reparación en la R1 a la altura de Badalona se ha alargado hasta las 9.20 horas pero la normalidad en los horarios no se conseguirá hasta mediodía. Cerca de 20.000 viajeros se han tenido que buscar la vida para llegar a su destino

Pasajeros esperan para tomar el tren en la estación de Sants, el 21 de abril de 2022

Pasajeros esperan para tomar el tren en la estación de Sants, el 21 de abril de 2022 / Ferran Nadeu

3
Se lee en minutos
El Periódico

La circulación de todos los trenes de las líneas R1 y RG1 ha quedado interrumpida este jueves durante tres horas entre Vilassar de Mar (Maresme) y Sant Adrià del Besòs (Barcelona) a consecuencia de una avería eléctrica. El fallo en la catenaria, que se ha producido a las 5.30 horas a la altura de Badalona, se ha notificado poco después de las seis de la mañana, cuando los trenes han pasado a circular en vía única. Pocos minutos más tarde, a las 6.15 horas, Renfe ha informado que para solventar el problema era necesario detener el paso del convois en ambos sentidos. A las 9.20 horas se ha restablecido el tráfico ferroviario, pero la frecuencia de paso de los trenes y los horarios tardará horas en alcanzar una cierta normalidad.

Técnicos de Adif, trabajando en la catenaria, a la altura de Badalona, este jueves a primera hora

/ El Periódico

A las 6.45 horas, media hora después de la avería, técnicos del gestor de infraestructuras (Adif) han estimado, tras desplazarse a Badalona, que necesitarían un corte de dos horas para repararla, periodo durante el que la circulación de ambas líneas ha tenido que ser interrumpido para que los operarios pudieran trabajar con seguridad. Ahí ha dado comienzo la resolución del problema técnico, pero también ha empezado el caos habitual de viajeros cuando una línea tan importante, en este caso, la que une el Maresme con la capital catalana, se queda sin servicio.

Transporte alternativo

La empresa ha recomendado a los viajeros de las líneas afectadas el uso de transportes alternativos. Se trata de una de las líneas más concurridas de Rodalies. La compañía ferroviaria ha asegurado que, como es un recorrido muy largo y con muchas personas afectadas (unas 20.000), era materialmente imposible fletar autobuses para cubrir todos los trayectos. Aunque, según fuente de Renfe, se ha fletado algún autobús desde Mataró.

Esto ha sucedido, además, en un día lluvioso, y eso siempre es sinónimo de movilidad complicada, sobre todo en las carreteras y calles de las ciudades. Por suerte no era lunes, que suele ser el día en el que se registran más problemas de atascos. Los miles de personas que se han quedado sin tren para ir a trabajar o a estudiar no han tenido excesivas alternativas. El bus que une Mataró con Barcelona ha registrado colas insólitas, como las que ha podido registrar TV Mataró.

Noticias relacionadas

Los que han recurrido al coche se han encontrado con la C-31 muy cargada (a las 10.30 horas todavía quedan cuatro kilómetros de cola a la altura de Badalona y el túnel de Santa Coloma y otros cuatro en la B-20 en el mismo tramo) y con las dos rondas de Barcelona impracticables. Esta situación, también agravada por un accidente a la altura del antiguo peaje de Vilassar, todavía era muy complicada pasadas las 10.30 horas, con la Ronda de Dalt y la Ronda Litoral con circulación con retenciones en prácticamente todo su trazado.

"Tenemos experiencia"

Mientras muchos se buscaban la vida, eran multitud los que se quedaban en las estaciones de tren esperando la resolución del problema. Conforme iban pasando los minutos (algunas personas han aguardado durante dos horas), iba creciendo el malestar. A todo ello ha hecho referencia en Rac1 Jordi Puigneró, 'vicepresident' y 'conseller' de Polítiques Digitals i Territori. Con el mensaje que ya es habitual cuando alguien del Govern habla sobre los trenes de cercanías: "Sin gestionar la infraestructura, las estaciones y los trenes es imposible poder dar un servicio de Rodalies en condiciones. Nosotros tenemos experiencia, gestionamos Ferrocarrils, y si sube a un tren de Renfe y otro de FGC verá las diferencias respecto a seguridad, puntualidad, limpieza, todo... Por lo tanto, tenemos experiencia en gestionar este tipo de servicios y podemos hacerlo mucho mejor que el Estado".