Ir a contenido

Seguridad viaria

El Parlament insta a la Generalitat a examinar la seguridad del túnel de Vallvidrera

Ciutadans logra que la comisión de Territori debata sobre el vial por el accidente mortal frontal del 29 de abril

Óscar Hernández

Túnel de Vallvidrera, en el que los carriles reversibles estan separados solo por luces en el suelo.

Túnel de Vallvidrera, en el que los carriles reversibles estan separados solo por luces en el suelo. / Anna Mas

La comisión de Territori del Parlament de Catalunya aprobó el miércoles por unanimidad instar al Govern de la Generalitat a estudiar la mejora de la seguridad del túnel de Vallvidrera a raíz de una propuesta de resolución presentada por Ciutadans como consecuencia del choque frontal mortal que se produjo en su interior el pasado 29 de abril. Aquel accidente, en el tramo entre Sant Cugat y Barcelona, abrió el debate sobre si ese tramo, el único de todos los túneles de Vallvidrera en el que los vehículos circulan de frente sin separación física –sólo hay unas luces naranjas en el suelo que marcan los carriles abiertos–, es lo suficientemente seguro.

El diputado de Ciutadans Martí Pachamé recordó al resto de partidos la colisión frontal en la que murió un vecino de Sant Cugat del Vallès y otras tres personas resultaron heridas. Aunque el político naranja reconoció que el número de accidentes en el túnel principal de Vallvidrera "es relativamente reducido" destacó que "cualquier vida es importantísima y los poderes públicos deben hacer todo lo posible para minimizar los riesgos de accidente en las vías de su competencia".

Separaciones físicas móviles

Pachamé explicó a los diputados de la comisión que otros países han colocado barreras físicas, como las típicas medianas New Jersey, para evitar impactos frontales en carriles reversibles. Uno de estos es EEUU donde, en San Francisco, existe una máquina tractora que desplaza en pocos minutos las medianas que separan los carriles en sentido inverso.

Marc Sanglas, diputado de Esquerra Republicana, aseguró que en el interior del túnel de Vallvidrera no se pueden colocar barreras físicas, aunque fueran móviles, ya que estas dificultarían la actuacion de los equipos de emergencia en caso de accidente. Sin embargo, sí que aceptó al igual que el resto de partidos, estudiar una posible mejora de las medidas de seguridad de esta vía.

Pachamé, que utiliza a menudo los túneles de Vallvidrera en moto para desplazarse entre Sant Cugat y Barcelona, destacó que pese a estar limitada la circulación a 80 kilómetros por hora "muchos vehículos sobrepasan este límite", lo que hace que la vía sea más insegura. En su  exposición también recordó que aunque estos túneles barceloneses no están incluidos en la red transeuropea de carreteras, a la que afecta una muy estricta normativa de seguridad que impide que los coches circulen en dirección contraria en un mismo túnel, la Generalitat debería hacer el esfuerzo de aplicarla.