Ir a contenido

TRÁFICO PIDE PRECAUCIÓN

Fin de semana trágico en las carreteras catalanas con tres accidentes mortales

Un motorista fallece en Sant Pol de Mar y el conductor de un vehículo pierde la vida en Sant Celoni

Se elevan a 10 la cifra de muertos en la red viaria catalana en una semana y ya son 98 las víctimas mortales

Agencias

Imagen de archivo de un accidente de moto en Barcelona.

Imagen de archivo de un accidente de moto en Barcelona. / RICARD CUGAT

Fin de semana negro en las carreteras catalanas con cinco muertos en tres accidentes de tráfico. Un motorista de 47 años ha muerto este domingo al salirse de la vía y caer al suelo en Sant Pol de Mar (Barcelona), con lo que son ya 10 los fallecidos desde el pasado 17 de julio en accidente de tráfico en la red viaria catalana y 98 desde que se inició este año. El siniestro ha ocurrido hacia las 5.30 horas de la madrugada en la N-II, a la altura de Sant Pol de Mar, cuando, por motivos que se investigan, el motorista ha perdido el control de su vehículo, ha salido de la vía y ha caído. El motorista ha sido trasladado en estado grave al Hospital de Can Ruti de Badalona (Barcelona), donde ha fallecido poco después.

El otro accidente mortal del fin de semana tuvo lugar la noche del sábado como consecuencia de un aparatoso accidente de tráfico en la AP-7, a la altura de Sant Celoni. El turismo dio varias vueltas de campana por motivos que todavía se investigan. El conductor y único ocupante del vehículo, J.S.U., de 51 años,  era vecino de Albi (Francia). 

Factores de riesgo en julio y agosto

El director del Servei Català de Tránsit (SCT), Juli Gendrau, alertó este viernes sobre el incremento este verano de las víctimas de tráfico en las carreteras catalanes y especialmente este mes. Este toque de atención iba dirigido precisamente a laos 525.000 automovilistas que previsiblemente saldrían este fin de semana del área metropolitana de Barcelona hacia destinos vacacionales. En los primeros meses del año (del 1 de enero al 15 de julio) se había detectado un descenso en el número de muertos por accidente de tráfico de alrededor un 16% -una cifra muy lejos de la fijada por Europa-  y estos últimos accidentes en tan pocos días preocupan y mucho.

Interior y SCT piden a los conductores que no bajen la guardia durante julio y agosto. Y es que precisamente  durante estos dos meses se concentran más de un 23% de los accidentes mortales anuales. En los desplazamientos en periodo estival, sostienen, se pueden acumular factores de alto riesgo como la relajación al volente, el desconocimiento delas carreteras por las que se circula y conductas negligentes. Entre estas últimas destaca el hecho de no ponerse el cinturón, un asunto digno de estudio cuando se creía superado pues en el útimo año el uso del mismo ha disminuido en un 10% entre los ocupantes muertos en las carreteras catalanas y un 33% entre los heridos graves. Sin ir más lejo, en el accidente sucedido en la C-12 a la altura de Xerta (Tarragona) ayer sábado fallecieron dos adultos y una niña de tres años, que iba en la parte posterior del coche sin un sistema de retención adecuado.

El servicio catalán de tráfico ha mostrado públicamente su preocupación por el repunte de accidentes en los que están involucradas las motos. Hasta el 26 de julio (sin tener en cuenta el accidente en Sant Pol de Mar), 29 motoristas habían perdido la vida, cuatro más que en el 2018 y 10 más que en el mismo periodo del 2010.  Gendrau alertaba de conductas irresponsables entre algunos conductores de vehículos de dos ruedas: «Hemos realizado una campaña especial de vigilancia de motoristas y hemos impuesto 319 denuncias por infracciones graves como circular en zigzag, realizar adelantamientos indebidos y peligrosos, y circular con una velocidad excesiva», explicó el máximo responsable del SCT.