Ir a contenido

LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS Y LA SEGURIDAD VIAL

¿Un gran hermano para vigilar el tráfico?

La tecnología actual ya permite controlar a todos los conductores y poner multas por satélite, pero la DGT descarta por ahora usar estas posibilidades

Tráfico creará a finales de año una plataforma que intercambiará en tiempo real información de todos los vehículos conectados

Manuel Vilaseró

Panel del Samart City Car, de Seat, con algunas de sus aplicaciones de conectividad. 

Panel del Samart City Car, de Seat, con algunas de sus aplicaciones de conectividad.  / ALBERT BERTRAN

Imagínense unas carreteras sin apenas agentes de tráfico, sin radares, sin cámaras, pero con todos los vehículos controlados vía satélite a través de sus dispositivos de conectividad. Cada infracción, maniobra incorrecta o exceso de velocidad quedarían registrados y multados al instante. Y a un coste mucho menor. Esta especie de ‘gran hermano’ del tráfico es posible ya con la tecnología actual. Solo se requiere inversión y reformas legales. Es decir, voluntad política.

¿Qué piensan al respecto las autoridades? Por el momento no son partidarias. Prefieren explotar la nueva conectividad de los vehículos para proporcionar herramientas a los conductores que hagan los viajes más segurosLas grandes empresas, en cambio, sí están por la labor. La mayoría han empezado a usarla para el control del comportamiento de los conductores de sus flotas. ¿Es solo cuestión de tiempo que las administraciones acaben optando por este tentador ‘big brother’

TEMOR AL RECHAZO

El subdirector de Movilidad de la Direccción General Tráfico (DGT), Jaime Moreno, reconoce que la tecnología está madura para monotorizar el comportamiento de todos los vehículos pero “ni España ni el resto de los estados miembros de la Unión Europea vamos en esa dirección” por ahora. “Crearíamos una reacción contraria en los conductores que dificultaría usar la conectividad en positivo, en beneficio de todos, que creemos es más interesante”, advierte, aunque admite, como hipótesis de futuro, que sí podría ser útil “monotorizar”, por ejemplo, la conducción de los infractores más reincidentes como parte de las medidas reeeducadoras.

Los nuevos sistemas podrán monitorizar la conducción de los conductores más reincidentes, augura la DGT

Los planes para implantar esa cara amable del  ‘gran hermano’ de la que habla Moreno están más avanzados de lo que pueda parecer. La DGT ultima un proyecto por el que todos los vehículos podrán emitir automáticamente información sobre cualquier incidencia que sufranDesde pararse en un arcén a descansar a sufrir una avería o un accidente. Esta información llegará a una plataforma de Tráfico, que la usará para informar a todos los vehículos que se aproximen a esa zona.

Pero su utilidad no se queda ahí. Si se entra en una zona de niebla, por ejemplo, el sistema lo podrá detectar e informar sobre a qé distancia se encuentra el próximo vehículo, un dato que puede evitar los alcances y los temidos choques en cadena.

“Ahora disponemos de 1.500 paneles de señalización variable en las vías de gran capacidad. En realidad se trata de llevar esa información, mucho más enriquecida, a los vehículos que circulen por toda la red de carreteras”, ejemplifica Moreno.

'NUBE' DE 'NUBES' 

En las próximas semanas, la DGT sacará a concurso la gestión de la Plataforma del Vehículo Conectado (así se llama por el momento) y cuenta con poder empezar a funcionar hacia finales de este año. El acceso a este ‘gran hermano bueno’ será voluntario y la DGT garantiza que tanto los datos que recibirá como los que emitirá respetarán escrupulosamente el anonimato. De lo contrario, podría vulnerarse la Ley de Proteccion de Datos, pero sobre todo podría provocar que muchos conductores rechazasen su participación.

La conectividad de los vehículos se logra a través de la tarjeta SIM que varias marcas  llevan incorporada y que será obligatoria en los que salgan de fábrica en la Unión Europea a partir del 2018En los vehículos más antiguos bastará con instalar una aplicación en el móvil.

Los vehículos que salgan de fábrica en la Unión Europea a partir del 2018 deberán llevar una tarjeta SIM

En el caso de los dispositivos instalados en los vehículos la información no llegará directamente a la ‘nube’ de la DGT, sino que lo hará a través de las ‘nubes’ que las marcas ya han puesto en marcha para sus compradores. Como las de Seat Opel que ya funcionan, pero que solo interconectan la información de los conductores de sus vehículos. Será una ‘nube’ de ‘nubes’.

'APP' PARA PEATONES Y CICLISTAS 

La DGT ha lanzado una aplicación para móviles que ya incorpora algunos utilidades de la futura plataforma. ‘Comobity’ permite a peatones y clicistas transmitir por qué calzada están circulando y el sistema avisa a los vehículos que van a pasar por la zona. Lleva ya 10 millones de descargas. Un 66% de los conductores tiene ya instalada una 'app' de navegación.

La tentación de pasar de la ayuda al control no será fácil de resistir. Alemania ya tiene a punto un sistema de satelites para cobrar un peaje a todos los vehículos que usan las carreteras en función de los kilómetros recorridos y algunos eurodiputados vaticinan que el sistema acabará extediéndose al resto de la Unión. También hay expertos que preconizan que no se puede renunciar a un sistema de control que sería más barato y eficaz.

LOS DRONES QUE SE AVECINAN

El arsenal de sistemas de vigilancia que ofrecen las nuevas tecnologías no se agota ahí. Tarde o temprano las carreteras empezarán a estar vigiladas también por drones. Mucho más baratos que los helicópteros, permitirán cubrir las carreteras convencionales que ahora no controlan los radares y que son el escenario de más el 70% de las muertes en carretera.

La Administración espera la normativa europea sobre drones para desplegar la flotilla que anunció en el 2015

A finales del 2015 la firma española Sistem anunció que iba a probar un prototipo con la DGT, pero de momento no se ha hecho nada. Al parecer existía la oferta por parte de la empresa pero en ningún momento se ha dado el paso de iniciar una colaboraciópn. “Esperaremos a que se apruebe la nueva regulación sobre los drones que se está preparando y entonces veremos si nos pueden ser útiles”, apunta el subdirector de la DGT.

La legislación actual no prevé el uso del dron que controla el tráfico, porque, de momento, el piloto ha de tener el aparato a la vista, con lo que no es posible enviarlo a cientos de kilómetros.

Según explicó el director de ingeniería de Sistem, Alberto de Laorden, el dron que controla el tráfico podrá transportar hasta 8 kilos, es decir, que podrá ser equipado con una cámara estabilizada que envíe señal de vídeo en tiempo real hasta 80 kilómetros de distancia, aunque puede ser "mucha más si se utilizaran los repetidores de la DGT". Su capacidad de vuelo será de hasta ocho horas.

De adoptarlos, España no sería el primer país en hacerlo. Francia ya anunciado su intención de desplegar una pequeña flota experimental, aunque aún ninguno ha emprendido el vuelo.

0 Comentarios
cargando