LUCHA CONTRA LA POLUCIÓN EN LAS GRANDES CIUDADES

París prohíbe circular al 50% de los coches por un pico de contaminación

El ayuntamiento instala 140 puntos de control y multa con 35 euros a los infractores

La medida se aplicó este martes y seguirá vigente el miércoles, con el transporte público gratuito

Control policial en las calles de París, este martes.

Control policial en las calles de París, este martes. / JACQUES DEMARTHON

2
Se lee en minutos
EVA CANTÓN / PARÍS

Tras varios días sufriendo picos de contaminación insoportables, con un nivel de presencia de partículas finas en la atmósfera que ha superado todos los umbrales, el Ayuntamiento de París ha decidido poner en marcha la circulación alterna, tanto en la capital como en 22 localidades limítrofes.

Este martes sólo pueden circular los vehículos con matrícula cuyo número sea par. La medida estará en vigor también este miércoles -serán los coches con distintivos impares los que podrán circular- a la vista de que los niveles de partículas finas, que han alcanzado los 250 microgramos por metro cuadrado, no remiten. La meteorología no es favorable, dado que las previsiones hablan de sol y poco viento, lo que impedirá dispersar la contaminación.

El consistorio liderado por la alcaldesa socialista Anne Hidalgo, que ha hecho de la cruzada contra la contaminación una de las señas de identidad de su gestión municipal, ha tenido que librar desde hace semanas un serio pulso con la prefectura de Policía, contraria a aplicar medidas excepcionales.

EXCEPCIONES

Al final, Hidalgo se ha impuesto. Sólo los vehículos con la matrícula correcta estarán autorizados a circular entre las 5.30 horas y la media noche, aunque hay excepciones. Las ambulancias, los coches eléctricos, los taxis, los camiones frigoríficos y los vehículos de auto-escuelas, así como los automóviles con tres o más personas (coche compartido) se libran de la prohibición. Para garantizar que se cumple la normativa, se han establecido 140 puntos de control policial en el anillo de acceso a la capital y en el París intramuros. En caso de infracción, la multa es de 35 euros y la inmovilización del coche.

El sindicato de transportes de la región parisina facilita las cosas a quienes tengan que dejar el coche en el garaje porque el transporte público es gratis. También los aparcamientos y las bicicletas municipales, que normalmente son de alquiler. La factura le sale al ayuntamiento por cuatro millones de euros al día.  La primera vez que se adoptó la circulación alterna fue en marzo del 2015.

BATALLA CONTRA EL DIESEL

Noticias relacionadas

París se ha convertido en una abanderada de la lucha contra la polución y, entre otras medidas, desde el pasado 1 de julio los coches matriculados antes de 1997 no pueden circular por la ciudad de lunes a viernes entre las 8 y las 20 horas. Además, en septiembre entró en vigor una nueva normativa que cierra al tráfico los muelles de la rivera derecha del Sena.

El ayuntamiento ha convertido la gran avenida de los Campos Elíseos en una zona peatonal cada primer domingo de mes. En el 2020, la alcaldesa pretende extender el veto a todos los motores diesel. Las restricciones se verán acompañadas de un plan de mejora del transporte público y del aumento en el número de carriles para bicis y para autobuses urbanos. La contaminación de la capital francesa provoca 3.000 muertes prematuras al año.