24 oct 2020

Ir a contenido

ACCIDENTE CON SIETE MUERTOS EN FIGUERES

Los causantes de la tragedia de la N-2 llevaban encima 7.000 euros

Los Mossos sospechan que venían de recoger la recaudación de un burdel de la zona

En el coche que ha provocado el siniestro iban 5 jóvenes y en el otro, 3 hombres que iban al trabajo

Ferran Cosculluela Guillem Sànchez

Siete personas han muerto y una ha resultado herida grave en el choque entre dos vehículos en la N-2 en Pont de Molins (Alt Empordà), cerca de Figueres, / EL PERIÓDICO / VÍDEO: ATLAS

Siete personas han muerto y una ha resultado herida grave en el choque entre dos vehículos en la N-2 en Pont de Molins (Alt Empordà), cerca de Figueres,
Estado de los dos coches tras la colisión.
Agentes de los Mossos en el lugar del accidente.
Una imagen del accidente.
Kilómetro 763 de la N-II donde ha tenirdo lugar el accidente.

/

La N-2 ha vuelto a ser escenario de un trágico accidente de tráfico que se ha cobrado la vida de siete personas a primera hora de la mañana de este sábado en el municipio de Pont de Molins (Alt Empordà). A pesar de que se trata de una carretera internacional muy transitada y conflictiva, pendiente de desdoblar desde hace 20 años, en este caso todo los datos apuntan a que la fatalidad ha estado acompañada de una gran imprudencia por parte de uno de los dos vehículos implicados en la colisión. 

Uno de ellos era un Volkswagen Golf de matrícula francesa en el que viajaban a gran velocidad cinco jóvenes de entre 19 y 22 años. Todos iban sin el cinturón de seguridad abrochado y los cinco han fallecido. Los Mossos han descubierto que los jóvenes llevaban encima unos 7.000 euros en efectivo y sospechan (es una de las principales líneas de investigación) que podría tratarse de la recaudación de un pequeño burdel de la zona.

En el otro turismo, con placas españolas, iban tres hombres que en ese momento se desplazaban al restaurante de El Pertús (en La Jonquera) en el que trabajan. Dos de ellos han muerto, mientras que el conductor está ingresado en la UCI del Hospital Josep Trueta de Girona en estado muy grave.

El siniestro se ha producido sobre las 6.20 horas de este sábado en el punto kilométrico 763, en el municipio de Pont de Molins, en las proximidades de Figueres. El 'conseller' de Interior, Jordi Jané, que ha comparecido en Girona para dar detalles sobre el siniestro, ha explicado que el coche con matrícula francesa iba a una velocidad “excesiva” en dirección a la capital del Alt Empordà y, al tomar una curva a la derecha (señalizada con un límite de velocidad de 80 km/h), se ha salido del carril. Para corregir la trayectoria, el conductor ha dado un golpe de volante a la izquierda y ha perdido el control del vehículo, que ha derrapado y ha chocado lateralmente con el frontal del turismo (un Dacia Sandero) en el que los tres trabajadores se dirigían a El Pertús.

FAJOS DE BILLETES Y AUTOPSIA

Además de la velocidad excesiva, el 'conseller' ha confirmado que en el vehículo en el que viajaban los jóvenes se han encontrado varios fajos de billetes. Solo en el mayor de ellos han contabilizado 5.200 euros, aunque fuentes próximas a la investigación han explicado que llevaban unos 7.000 euros en total. “Veremos qué resultado darán las autopsias que se practicarán a los fallecidos, pero de entrada las circunstancias del accidente encajan con un tipo de siniestralidad que se da en las noches de viernes y sábado entre las personas jóvenes”, ha apuntado el 'conseller, dando a entender que los jóvenes podrían haber consumido alcohol u otras sustancias.

Los Mossos han podido identificar a los cinco jóvenes que viajaban en el vehículo con matrícula francesa. Uno de ellos era un residente en Tolouse de nacionalidad tunecina de 19 años. Otros dos eran una pareja de hermanos marroquís de 20 y 22 años con tarjeta de residencia en Francia. El conductor era un ciudadano francés de 22 años vecino de Perpinyà, mientras que el quinto era otro francés de 21 años.

En cuanto a las víctimas mortales que iban en el coche con placas españolas, se trata de un colombiano de 38 años y de un marroquí de 31. El conductor, que ha resultado gravemente herido, es un catalán que reside en Figueres y que tiene 34 años. Dos de los ocupantes de este vehículo (el conductor y el copiloto) llevaban puesto el cinturón, mientras que el que viajaba detrás no se lo había abrochado. El 'conseller' ha destacado que el equipo médico que está tratando al herido ha asegurado que el hecho de llevar puesto este mecanismo de seguridad le ha salvado la vida.

MÁS MUERTOS EN CARRETERA

Jané, que estaba acompañado por la directora del Servei Català de Trànsit (SCT), ha destacado que, en lo que llevamos de año, ya se han registrado 50 víctimas mortales, frente a las 37 que se habían contabilizado el año pasado durante este mismo periodo. En este sentido hay que recordar que en el accidente de autobús que se produjo la pasada Semana Santa en Freginals ya fallecieron 13 personas.

El titular de Interior ha confirmado que el accidente de esta mañana es el tercero más grave ocurrido en Catalunya desde el 2002. Jané ha hecho un llamamiento a la prudencia y ha destacado que el SCT ya ha empezado a poner en marcha un paquete de medidas para reducir la siniestralidad en las carreteras catalanas, que en el 2015 (con 176 muertos) registraron un repunte del 22% respecto al año anterior.

Entre estas medidas ha anunciado que este año se pasará de los 11 radares por tramos existentes a casi una treintena y que también se incrementará el número de radares móviles en las carreteras catalanas.

La calzada de la N-2 ha estado cortada hasta las 9.10 horas y el tráfico se ha desviado por la AP-7, entre las entradas 2 y 3. Posteriormente, los Mossos han regulado el tráfico de la N-2 en Pont de Molins dando paso alternativo a los vehículos. Al lugar del accidente se han desplazado 7 dotaciones de los Mossos d'Esquadra, 9 vehículos de los Bombers de la Generalitat y 4 unidades del Servei d'Emergències Mèdiques (SEM).