Ir a contenido

Se elevan a 80 los muertos en el descarrilamiento de un tren a la entrada de Santiago

El Alvia, en el que viajaban al menos 218 pasajeros, cubría la ruta entre Madrid y Ferrol y sus 13 vagones se han salido de la vía

Las primeras hipótesis hablan de un exceso de velocidad del convoy, cuyos maquinistas han salido ilesos

EL PERIÓDICO / Santiago

Los equipos de rescate han continuado sacando uno a uno los cadáveres de los vagones del tren y buscando con linternas más personas atrapadas durante toda la noche. / ATLAS

El tren Alvia que cubría la línea Madrid-Ferrol y en el que viajaban al menos 218 pasajeros descarriló en la noche del martes cuando estaba acercándose a la estación de Santiago de Compostela. La cifra provisional de muertos se ha elevado en las últimas horas a 80 personas, según el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, Miguel Ángel Cadenas. De las 80 víctimas, 73 han sido localizadas en el lugar de la tragedia mientras que otras siete han fallecido en los hospitales a los que habían sido trasladadas. La consejera de sanidad de la Xunta de Galicia, Rocío Mosquera, ha puntualizado que de los 95 ingresados, 32 están en la Unidad de Críticos, y otros cuatro en la Unidad de Críticos de Pediatría, ya que son menores de 15 años.

Los miembros de los equipos de rescate han trabajado toda la noche en busca de más víctimas que hayan podido quedar atrapadas entre los vagones del convoy siniestrado. Las primeras hipótesis hablan de un exceso de velocidad del convoy. Fuentes de la investigación citadas por 'El País' apuntan que el tren iba a 180 km/h en un tramo por el que solo se puede circular a 80 km/h, versión confirmada por el maquinista. Tras descarrilar, el conductor ha llamado a las oficinas centrales de Renfe para informar de lo ocurrido y preguntar por lo que debía hacer.

Al celebrarse este jueves la festividad de Santiago Apóstol --cuyos actos lúdicos y festivos han sido suspendidos por este accidente-- numerosos gallegos se han desplazado hasta la comunidad, por lo que el tren --que al parecer tenía 13 vagones-- iba lleno, según algunas fuentes. Se estima que en el tren viajaban 218 personas, según informa TVG.

13 vagones

El convoy se ha salido de la vía en la bifurcación de A Grandeira, una curva cerrada situada a poco más de tres kilómetros de Santiago de Compostela. Han volcado los 13 vagones y tres de ellos han ardido. Al alcanzar la curva, uno de los vagones saltó por los aires e incluso superó un talud de cinco metros de altura. El convoy se partió en dos. Seis vagones quedaron a un lado del puente y otros cuatro y la máquina al otro lado.

Hasta el lugar de los hechos, donde se podía divisar una intensa columna de humo, se desplazó el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, y el subdelegado del Gobierno en A Coruña, Jorge Atán.

También han llegado a la zona la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el secretario de Estado de Fomento, Rafael Catalá, así como miembros de la comisión de investigación de accidentes ferroviarios. También el 'conselleiro' de Medio ambiente, Territorio e InfraestructurasAgustín Hernández, y ha acudido también el alcalde de la capital gallega, Ángel Currás.