Explicación científica

Así son las "nubes de dragón que escupen fuego", el peligroso fenómeno que causan los incendios

Los expertos avisan que estas manifestaciones extremas pueden suponer amenazas al medio ambiente

Así son las "nubes de dragón que escupen fuego", el peligroso fenómeno que causan los incendios

Aidan Morrison | Reuters

2
Se lee en minutos
El Periódico

En los últimos meses, una gran cantidad de incendios forestales ha afectado gravemente a los países del sur de Europa. En este sentido, los datos son especialmente hirientes en la Península Ibérica, donde los estudios más recientes indican que España y Portugal son, respectivamente, el primer y el tercer país con más hectáreas quemadas de todo el continente.

Se trata de una tendencia global que se ve reflejada en los distintos episodios que han tenido lugar durante las últimas semanas en distintos puntos del planeta. Un ejemplo del impacto de estos incendios en la naturaleza es el fuego que quema centenares de hectáreas en California y que pone en peligro la biodiversidad de la región.


/ Alberto Sxenick | Efe

¿Qué son las 'nubes de dragón'?

Precisamente en el incendio McKinney, al oeste de Estados Unidos, varios científicos han alertado de la presencia de "nubes de dragón que escupen fuego", un fenómeno meteorológico cada vez más presente que ha sido percibido también en otros incendios de gran calado como el que está afectando actualmente a Cuba.

Según detalla la Sociedad Estadounidense de Meteorología, los pirocumulonimbos, tal y como se los conoce científicamente, son manifestaciones extremas de las nubes de humo que producen los incendios. Están generados por grandes cantidades de calor y pueden llegar a alcanzar incluso la estratosfera, afectando a la capa de ozono.

Se pueden distinguir de las nubes normales por la abundancia de humo, que provoca que el cielo se tiña de un color "blanquecino" y que tenga trazos peculiares en algunas longitudes de ondas infrarrojas.

¿Cómo se forman?

La explicación de cómo se forman este tipo de nubes es bastante sencilla. Cuando se produce un incendio de grandes dimensiones, una de las posibles consecuencias es que se forme una columna de humo que alcance varios kilómetros de altura.

Para comprenderlo mejor, la NASA compara este proceso con el de una chimenea, ya que la columna de humo traslada las partículas que desprende el incendio hacia el cielo.

Noticias relacionadas

Llegados a este punto, el calor que desprende esta "chimenea natural" y diversos factores como la humedad provocan que las partículas que provienen del incendio se condensen y se formen estas nubes tan peculiares.

Peligros

Además de su impacto directo en el medio ambiente, los pirocumulonimbos comportan varios riesgos añadidos debido a la cantidad de energía que concentran. Así, los científicos avisan que pueden generar sus propias tormentas. Pueden emitir rayos, truenos e incluso granizo.