Tarde de inestabilidad

Catalunya vive una tarde problemática de lluvias intensas y tiempo violento

Las precipitaciones se han extendido por todo el territorio y coinciden con la operación salida del fin de semana

Catalunya vive una tarde problemática de lluvias intensas y tiempo violento

Oscar Bayona

4
Se lee en minutos
El Periódico

Catalunya afronta una nueva tarde de lluvias, pero con la novedad de que en esta ocasión se han ido extendiendo a lo largo de todo el territorio.

El Servei Meteorològic de Catalunya (SMT) emitió al mediodía un aviso de riesgo de intensidad de lluvia y otro por tiempo violento que afectaba a todas las comarcas, pero cuya máxima afectación se ha concentrado durante la primera mitad de la tarde en las de la Catalunya Central y el sector oriental del Pirineo y Prepirineo.

Ya en los últimos estertores del día, el SMT ha actualizado esta información añadiendo en riesgo alto a las comarcas del norte de la provincia de Tarragona y en muy alto a la de las Garrigues en la provincia de Lleida. En esta zona ha caído granizo de pequeño tamaño pero que ha afectado especialmente a los cultivos de fruta.

El aviso informaba de la posibilidad de precipitaciones que superasen los 20 l/m2 en 30 minutos acompañadas de tormentas y, localmente, de tiempo violento (rachas de viento de más de 90 km/h y granizo).

Durante la tarde se ha ido confirmando este pronóstico con una racha máxima de viento de 112 km/h registrada en Sant Pau de Segúries (Ripollès) y tormentas con aparato eléctrico e, incluso, piedra, que se han dejado notar en el tercio norte de Catalunya. En la estación que el SMT tiene en Sant Romà d'Abella se han acumulado 45,2 mm en tan solo 30 minutos.

Las lluvias y el fuerte viento han alcanzado también el litoral, ante la sorpresa de muchos bañistas que han desalojados las playas ante el cambio repentino del tiempo, y desde media tarde se han desplazado hacia la provincia de Tarragona.

Estas precipitaciones de tarde han traído consigo un descenso brusco de las temperaturas en aquellas localidades que se han visto afectadas. Un descenso que ha llegado a ser de más de 11 grados en varias de las estaciones meteorológicas de Barcelona: en el Observatorio Fabra se ha pasado en poco más de una hora de los 33,2ºC a los 21,1ºC.

Por su parte, el Meteocat ha informado de una caída del termómetro aún más estrepitosa en la localidad de Sant Romà d'Abella (Pallars Jussà). Allí la temperatura se ha desplomado más de 20ºC, de los 34ºC antes del inicio de la tormenta a los 13ºC finales.

Más de 200 llamadas al 112

El teléfono de emergencias 112 ha recibido 202 llamadas este viernes por las lluvias y el viento en Catalunya. La comarca con más avisos ha sido el Maresme, con 56, seguida del Barcelonès, con 41, y el Vallès Occidental , con 39.

Desde las 15.00, Bombers han recibido 115 avisos por incidencias causadas, ninguno grave, la mayoría por inundaciones y caídas de ramas y árboles. La mayoría, han estado en la región metropolitana y la Catalunya Central.

Por su parte, Rodalies se ha visto obligada a interrumpir durante unos minutos la circulación de trenes de la R4 y la R8 a causa de las tormentas que se han ido produciendo, según ha explicado la compañía en Twitter.

Precaución al volante

Este episodio de lluvias ha coincidido con la Operación salida del fin de semana, lo que está complicando la circulación de vehículos en la red de carreteras catalanas. Por ese motivo, desde Protecció Civil se pide extremar la prudencia, sobre todo en la movilidad y en las actividades en el exterior.

Noticias relacionadas

La subdirectora general de Coordinació i Gestió d'Emergències, Imma Solé, ha pedido máxima precaución en los desplazamientos: "Si no podemos desplazarnos con seguridad, debemos detenernos y esperar a que pase la lluvia". También ha reclamado "mirar la información meteorológica y de tráfico antes de realizar el desplazamiento para hacerlo con seguridad".

Imma Solé, ha comentado que en las próximas horas todavía puede llover fuerte en el litoral y en el prelitoral, y también en algunas comarcas de Tarragona y de Lleida.