Pronóstico meteorológico

El calor se intensificará aún más la próxima semana en Catalunya

En zonas del interior de Lleida y Tarragona y en puntos de la Catalunya Central se podría alcanzar hasta 35ºC de temperatura

Unas personas se remojan en una fuente de plaza Catalunya este verano en plena ola de calor.

Unas personas se remojan en una fuente de plaza Catalunya este verano en plena ola de calor. / FERRAN SENDRA

2
Se lee en minutos
El Periódico

La canícula ha llegado para quedarse. La próxima semana viviremos un capítulo de intenso calor que la asemejará más al del verano puro de los meses de julio y agosto que al de las temperaturas típicas de mediados de mayo, con entre 3 a 10ºC por encima de la media para estas fechas.

Especialmente significativas serán las cotas que se puedan alcanzar en zonas del interior de Lleida y Tarragona (donde no se descarta batir algunos registros históricos mensuales) y en comarcas de la Catalunya Central como es el caso del Bages y Anoia. La previsión para estos territorios es de que se superará con facilidad los 30ºC y no se descarta despuntar hasta los 35ºC en capitales de provincia como Lleida.

Esta canícula, derivada de una situación anticiclónica estable, será extensiva a todo el territorio catalán aunque de manera más moderada. Así, en toda la zona del litoral se espera que a mediados de semana las máximas se sitúen entre los 25 y 28ºC, en el Prelitoral incluso alcanzar los 30ºC, y en el Pirineo será una constante que el termómetro supere ampliamente los 20ºC.

El anticiclón presente a lo largo de la semana mantendrá los cielos despejados y el sol presidiendo, como mínimo, hasta el jueves, aunque no se descartan algunas nieblas marítimas que afecten al litoral. A partir del viernes cabe la posibilidad de que aumente la nubosidad y las temperaturas queden algo frenadas, aún manteniéndose por encima de las habituales por estas fechas.

El calor llega cada vez antes

Lleida registró el pasado martes, 10 de mayo, su primera jornada del año en la que alcanzaba los 30ºC de temperatura. El dato, que tomado de forma de forma separada no es singularmente destacable -en 2021 es hito sucedió el 8 de mayo y en 2020 el 4 de mayo-, sí que al sumarlo al conjunto de los últimos años nos indica una tendencia palpable a nivel histórico: el calor cada vez es más intenso y se avanza en el tiempo, desdibujando el ciclo estacional tradicional.

Noticias relacionadas

En la década de los 70 la cota de los 30ºC era una hito que los termómetros solo alcanzaban a notificar entre finales de mayo y principio de junio. Y desde entonces esa consecución se ha ido avanzando en el calendario, acelerándose aún más con la llegada del siglo XXI hasta desembocar en la situación actual en la que podemos comprobar como, en lo que llevamos de década, ya los primeros días de mayo son los que nos trae la notificación de alcanzar los 30ºC .

Y es que el cambio climático y el calentamiento global tiene una incidencia directa en las temperaturas: el tránsito entre la temporada de temperaturas más frías y las más extremas es, cada vez, más brusco, ocasionando que el lapso temporal entre ellas de temperaturas suaves se vaya reduciendo.