Carreteras y vías de tren cortadas

Alerta en zonas de Catalunya por las lluvias torrenciales

El Meteocat emite un aviso por el riesgo de incidencias en municipios del Vallès, Barcelonès y Maresme y la crecida del río Besòs en Santa Coloma

Se lee en minutos

El Periódico

El servicio meteorológico catalán (Meteocat) ha emitido este viernes un aviso por acumulación de lluvias de más de 200 mm en 24 horas en zonas del Vallès Occidental. A las 17 horas de este viernes, en el sur de la comarca ya se había superado esta cantidad, y las fuertes precipitaciones iban a continuar hasta bien entrada la noche.

Cerdanyola del Vallès ha sido una de las localidades más afectadas por las intensas precipitaciones.

Las lluvias torrenciales también han afectado al caudal del río Besòs, que ha superado el nivel de alerta a su paso por el municipio de Santa Coloma de Gramenet (Barcelonès), por lo que Protección Civil ha pedido extremar la precaución.

Tal como ha informado la Agencia Catalana del Agua, a raíz del temporal de lluvia de las últimas horas, el caudal del Besòs se ha situado a primera hora de la tarde en los 131 metros cúbicos por segundo a la altura de Santa Coloma de Gramenet.

Por ello, Protección Civil ha aconsejado tener mucha precaución, no acercarse a la zona ni tampoco acceder al lecho del río ante la previsión de que el agua pueda alcanzar cotas no habituales.

La lluvia que asola el Vallès Occidental este viernes por la tarde ha socavado la vía del tren en diferentes puntos del tramo entre Cerdanyola y Montcada i Reixac, según ha informado Renfe. Los daños causados en la infraestructura por las "fuertes trombas de agua" caídas en la zona han obligado Adif a interrumpir durante unas horas la circulación por las dos vías entre estos dos puntos, afectando a los trenes de las líneas R4, R7 y R12. Sobre las 8 de la noche la circulación se ha restablecido, aunque los trenes de estas tres líneas han estado circulando con retraso.

También se ha inundado la C-17 en Montcada i Reixac, lo que ha obligado a cortar los dos sentidos de la marcha. Y por desprendimientos, también se ha cortado la BV-1415 entre Barcelona y Cerdanyola del Vallès.

Debido al temporal, que por el momento no ha dejado heridos, los Bomberos de la Generalitat han recibido hasta las cinco de la tarde un total de 145 avisos relacionados con la lluvia, 130 de los cuales en la región de emergencias metropolitana norte, 14 en la metropolitana sur y uno en la central, aunque sólo se ha activado salida en 37 de ellos.

Noticias relacionadas

Los bomberos han intervenido en inundaciones de plantas bajas, patios y terrazas, y han tenido que revisar filtraciones de agua en techos y valorar posibles riesgos de desprendimiento y para asistir a vehículos atascados en charcos.

En la mayoría de los casos, los bomberos no han podido actuar por la poca acumulación de agua o porque la llamada era para avisar de charcos en carreteras o de que salía agua de cloacas por algunos lavabos de domicilios particulares mientras todavía llovía.