Ir a contenido

Altas temperaturas

Consejos prácticos ante la ola de calor

Activada la alerta en Lleida, Tarragona y Girona

El Periódico

El ventilador, uno de los artilugios para sobrellevar el calor veraniego

El ventilador, uno de los artilugios para sobrellevar el calor veraniego / PIXABAY

Las temperaturas elevadas tienen un impacto directo en la salud de las personas, y se agrava en los más vulnerables como son los ancianos, los bebés y las mujeres embarazadas. Ante las altas temperaturas de estos días, Protecció Civil lanza a través de Twitter una serie de consejos que puedes consultar aquí.

A continuación os damos algunos más:

1. PERSIANAS ABAJO 

Cerrar las persianas de las ventanas durante las horas de sol. Por la noche, abrir las ventanas para que corra el aire y se refresquen las estancias. 

2. CLIMATIZACIÓN

Se recomienda utilizar ventiladores o aire acondicionado, al menos durante unas pocas horas para refrescar las habitaciones. A los mayores, bebés y gestantes sin ventilación en casa se les aconseja pasar un par de horas al día en un lugar climatizado, como una biblioteca o un centro cívico cercano. 

3. AGUA Y ZUMOS

Es importante beber mucha agua y zumos de frutas, aunque no se tenga sed. Se desaconsejan las bebidas alcohólicas, como la cerveza o el vino, pues tienen el efecto contrario. 

4. COMIDA LIGERA

Se recomienda comer ensaladas completas y fruta fresca. Evitar las comidas copiosas, así como platos calientes y los que aportan muchas calorías.

5. ROPA FRESCA

En verano, ropa ligera (sobre todo algodón) y colores claros. Durante las horas de sol, si se sale a la calle, gorra o sombrero. 

6. EVITAR EL SOL

La actividad física se debe limitar a primera hora de la mañana y por la tarde. Evitar las horas de más sol (12.00 a 16.00 horas) y no olvidar la protección solar.

7. DUCHAS Y TOALLAS

Se recomienda refrescarse con duchas y toallas humedecidas. En la calle, se pueden aprovechar las fuentes para refrescarse la cara.

8. AYUDAR A LOS DEMÁS

Protecció Civil recomienda tener cuidado de las personas mayores o enfermas que tengamos cerca: intentar visitarlos una vez al día y ayudarles a seguir todos estos consejos. También hay que revisar la medicación, si toman, y consultar con el médico si es necesario ajustarla o cambiarla en caso de que afecte la termorregulación.

Temas: Calor