Ir a contenido

El tiempo

Nieve en el Tibidabo y hielo en el Eix Transversal

En la autopista C-16 se han levantado las barreras entre Terrassa y Manresa

La cota de nieve baja a los 200 metros en Barcelona y resto de Catalunya

El Periódico

Nieve en la C-25 a la altura de Calaf, este lunes. / MARC VILA

Nieve en la C-25 a la altura de Calaf, este lunes.
Imagen de la base de la noria del Parc.
Varios coches en la AP-7 afectados por el temporal de granizo de este lunes

/

La cota de nieve ha bajado este lunes hasta los 100 y 200 metros, en el interior de la la provincia de Barcelona y también a poca distancia de la costa, mientras que el granizo ha caído con fuerza en el litoral de Tarragona. Se ha confirmado la predicción del Servei Meteorològic de Catalunya (SMC-Meteocat), que había alertado de nevadas en cotas bajas del litoral y prelitoral barcelonés y hasta la Selva y también en algunos puntos de la Catalunya central: la nieve ha cuajado en el Tibidabo, el granizo ha acumulado 12 centímetros en el litoral de Tarragona y la acumulación de nieve y granizo han llegado a ocasionar cortes de varias carreteras.

Aunque  a media tarde había llegado a quedar cortada la carretera C-25 a su paso por el municipio de Sant Julià de Vilatorta (Osona) y la AP-7 y la A-7 a la altura de la localidad tarraconense de Altafulla a causa del granizo, pasadas las 21 horas las afectaciones se concentraron en las comarcas del Vallès Oriental, Osona y La Selva. 

Con motivo de los problemas por la nieve, por la noche se levantaron las barreras de la autopista C-16 entre Terrassa y Manresa.

A las 23 horas eran 31 los tramos de carreteras afectadas por la nieve en Catalunya, según la información del Servei Català de Trànsit (SCT). A esta hora la AP-7 continuaba con dos kilómetros de retenciones en Roda de Barà (Tarragona) en sentido sur por la granizada que ha caído, y la N-340 también presentaba tres kilómetros de retenciones en Torredembarra y en ambos sentidos.

Gran parte de las dificultades se concentraron en el Eix Tranversal (C-25) y la carretera de Vic (C-17).

Hielo en las carreteras

Este martes por la mañana Emergències pide precaución a los ciudadanos que cojan el coche, porque habrá hielo en muchas carreteras.

La C-25 presentó durante la tarde restricciones a vehículos en Caldes de Malavella (Girona) en sentido Lleida, asi como también en Santa Coloma de Farners en sentido Girona, por lo que el tráfico se desvió por la C-63. Hacia las 23 horas, era obligatorio el uso de cadenas en el Eix Transerval a la altura de Espinelves (Girona) y había retenciones en varios tramos de Calldetenes y Sant Hilari Sacalm (Girona) y Sant julià de Vilatorta (Barcelona).

A esa misma hora, también era obligatorio circular con cadenas en la C-17 a la altura de Vic (Barcelona), mientras que la misma carretera estaba cortada en Tona (Barcelona) en sentido sur por un accidente.

Igualmente, la C-58 estaba cortada a la altura de Vacarisses, en sentido Manresa (Barcelona), y era preciso llevar cadenas en la misma vía a la altura de Viladecavalls. 

También permanecían cortadas la BV-1221 en Matadepera (Barcelona) y la BV-4024 entre Bagà y Coll de Pal (Barcelona), mientras que la C-59 estaba cortada entre Sant Feliu de Codines y Castellterçoll (Barcelona) y había 15 kilómetros de retenciones en ambos sentidos a la altura de Moià.

El  Servei Meteoròlogic de Catalunya ha registrado varias precipitaciones de nieve granulada y granizo en algunos puntos del Prepirineo y del interior catalán, cerca de poblaciones como Berga y Sant Quirze de Besora, en la provincia de Barcelona.

La previsión indica que las precipitaciones en las comarcas litorales cesan durante la noche del lunes al martes. La nieve regresará, no obstante, a media tarde del martes a zonas del Prepirineo (Montsec) y del Pirineo de Lleida.

En el conjunto de España

Las intensas nevadas caídas en las últimas horas en amplias zonas de la mitad norte peninsular han obligado a cerrar al tráfico una veintena de carreteras secundarias de siete comunidades, con mayor incidencia en Castilla y León y Cantabria.

En total, cerca de 500 kilómetros de carreteras están afectadas por acumulación de nieve: 212 cerrados al tráfico y en 255 es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno.

Por lo que respecta a la previsión semanal, el frío, la nieve y las heladas se mantendrán esta semana, aunque las temperaturas experimentarán un ascenso gradual y el jueves y viernes, de nuevo volverán a entrar precipitaciones por el noroeste, que afectarán a buena parte de la Península durante el fin de semana, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha explicado a Europa Press que las heladas se reducirán el miércoles y jueves hasta que el viernes no se esperan apenas temperaturas bajo cero salvo en zonas de alta montaña y el fin de semana los termómetros recuperarán los valores normales. Respecto a las precipitaciones, ha apuntado que se irán reduciendo al norte de la Península hasta que el jueves y el viernes vuelvan a entrar dos frentes que dejarán lluvia.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.