Derrumbe de pavimento

Terrassa investiga con cámaras por qué una carretera se hundió hasta quedar un agujero de 12 metros de profundidad

La gravedad del suceso llevó al Ayuntamiento a incluirlo como un punto de urgencia en la reunión de la comisión informativa de Territorio

Un gran boquete en la calzada obliga a evacuar un edificio y cortar el tráfico en una calle de Terrassa

Los Bombers intervinieron en la calle Ample de Terrassa tras el derrumbe del pavimento

Los Bombers intervinieron en la calle Ample de Terrassa tras el derrumbe del pavimento / Ayuntamiento Terrassa

Clàudia Mas

Clàudia Mas

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Eran las 16:30 h de la tarde de este sábado, día 6 de julio, cuando en pocos segundos se abrió un agujero de grandes dimensiones en la carretera de la calle Ample, ubicada en Terrassa (Vallès Occidental) en el barrio de Sant Pere, de 12 metros de profundidad y 5 de ancho, algo que el Ayuntamiento está investigando con cámaras y robots para esclarecer sus causas.

Tras el derrumbe del pavimento, los Bombers de la Generalitat y técnicos del Ayuntamiento desalojaron la vivienda de enfrente, concretamente en el número 53. Según fuentes municipales, los residentes estarán alojados en casa de unos familiares "durante los próximos días". El lugar del incidente se precintó con vallas in situ.

La gravedad del suceso llevó al Gobierno Municipal a incluirlo como un punto de urgencia en la reunión de la comisión informativa de Territorio, desarrollada este lunes 8 de julio por la tarde.

Durante el encuentro, una técnica municipal esgrimió que la relación con el agujero podría venir del colector de Vallparadís, una antigua corriente que pasa por allí, con dimensiones de 1,80 metros por un metro de caja, y que está a una profundidad de entre 8 y 12 metros: "El agujero es muy compatible con alguna posible afectación del colector que pasa por ahí. El rellenado de los colectores, muy antiguos, se hacía con terreno de relleno que se puede romper en algún punto en función del agua y de las lluvias", explicó durante la comisión.

De todos modos, desde el Ayuntamiento insisten en que no "hubo ningún aviso previo", sino que apareció de repente.

A día de hoy, el Ayuntamiento está inspeccionando con cámaras y georradares el antiguo colector para ver cuál es el alcance de esta afectación. "Tenemos unos días para realizar una inspección y ver cómo está el colector, identificar por dónde se ha abierto y los posibles defectos", aseguraba la técnica, quien añade que descartan "otras afectaciones por la zona con la ayuda de un robot de alcantarillado".

En el plazo de una semana se podría emitir un diagnóstico de todo ello, incluido el punto de la “lesión” del colector. Además, para garantizar el suministro de agua a los vecinos, se ha instalado un bypass.

Coche en el agujero de la calle Asmple de terrassa

Coche en el agujero de la calle Ample de Terrassa / Bomers de la Generalitat