Dificultades para conservarlo

Terrassa debate qué hacer con un gran anuncio de Netol pintado en los años sesenta

  • En abril apareció por sorpresa la pintura de la histórica compañía de productos de limpieza tras retirarse una placa publicitaria de un edificio

  • El MNACTEC se ofreció la semana pasada al ayuntamiento y al propietario del inmueble para asumir los costes de retirada y conservación del cartel

El anuncio de Netol pintado en los años sesenta que ha salido a la luz en Terrassa. / EFE / ALEJANDRO GARCÍA / VÍDEO: EFE

3
Se lee en minutos
EFE / Jordi Martín López

Un antiguo anuncio de Netol, pintado en los años sesenta del siglo pasado y que ha aparecido en una fachada de un edificio de Terrassa (Vallès Occidental), ha motivado controversia en esta ciudad barcelonesa, donde se debate si debe conservarse, cómo poder salvarlo o quién debe pagarlo. El pasado 12 de abril apareció por sorpresa el anuncio de la histórica compañía de productos de limpieza Netol tras retirarse una placa publicitaria de la pared de un edificio en la confluencia de las céntricas calles Font Vella y Cardaire.

El anuncio de Limpiacristales Netol, visiblemente deteriorado, conserva sin embargo rastros de los vistosos colores originales -blanco, azul y rojo-, muestra la tipografía de la marca y su icónica imagen, un mayordomo de amplia sonrisa, y cubre casi por completo toda la fachada lateral de la casa de dos plantas sobre la que está pintado.

La ya desaparecida empresa Netol, que popularizó un algodón y un líquido cremoso para limpiar metales en una época en que en todas las casas había candelabros y lámparas de metal, fue fundada a principios del siglo pasado en Barcelona y su imagen de marca era un mayordomo de amplias mejillas, vestido con un chaleco de rayas y pajarita negra.

La fachada del edificio de Terrassa en la que ha aparecido el anuncio de Netol.

/ EFE / ALEJANDRO GARCÍA

Su publicidad en radio y televisión se caracterizaban por canciones pegadizas y, durante diversas décadas, eran comunes los carteles en espacios de la vía pública y los anuncios en prensa promocionando los algodones limpiametales, limpiacristales y polvos de la marca. La popularidad que alcanzó la marca en la década de los sesenta ha hecho que la aparición del anuncio en la fachada del edificio de Terrassa haya suscitado todo tipo de opiniones.

El MNACTEC apuesta por salvarlo

El dueño del inmueble en el que ha aparecido el cartel pintado en yeso, Miguel Ángel Salazar, no sabía cómo conservar el anuncio y, tras contactar con expertos, llegó a la conclusión de que, para restaurarlo, haría falta una inversión elevada, puesto que se trata de un trabajo complejo por lo deteriorada que está la pintura y las dimensiones que tiene, a la que no podía hacer frente.

En principio, decidió retirarlo y repintar la fachada, pero el Diari de Terrassa se hizo eco de la aparición y ello llamó la atención del Museu Nacional de la Ciència i la Tècnica de Catalunya (MNACTEC), ubicado también en Terrassa. La dirección del museo se ofreció la semana pasada al ayuntamiento de la ciudad y al propietario del inmueble para asumir los costes de retirada y conservación del cartel publicitario, mediante un equipo de restauradores, y que el anuncio pase a formar parte de su colección.

De hecho, el museo puso en marcha en 2017 una iniciativa bajo el nombre de 'Museu al carrer' para recopilar elementos corporativos, como carteles de entre el siglo XIX y el año 1980 que todavía estén en calles y espacios públicos de Catalunya; y, durante estos cinco años, ha catalogado más de 1.700.

El propietario del inmueble ha celebrado la proposición del museo y esta semana se han reunido junto a representantes del ayuntamiento para ver cómo se hará la operación. El concejal Josep Forn ha explicado que "gracias a la colaboración entre la propiedad, el museo y el ayuntamiento la recuperación del cartel que evoca nuestro pasado está más cerca".

A contrarreloj

Durante los días en que ha durado el debate sobre qué hacer con el anuncio, Diari de Terrassa encontró al autor del anuncio, Josep Font, un empresario egarense de 73 años que pintó el cartel junto con su padre durante la segunda mitad de los años sesenta.

Noticias relacionadas

Pese al interés de todo el mundo por conservarlo, el anuncio aún tiene un futuro incierto porque de momento no hay un acuerdo oficial, y Font avisa de que "la pintura se deteriora cada día por el sol y la humedad" y que "si se quiere restaurar, se debe retirar pronto".

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO