Memoria democrática

Identifican 51 personas de fosas comunes de la Guerra Civil en Terrassa

El trabajo reconoce al menos dos fosas y revela que entre julio de 1936 y enero de 1939 fueron enterradas como mínimo 263 víctimas

Presentación del estudio de la fosa común de la Guerra Civil

Presentación del estudio de la fosa común de la Guerra Civil / Ayuntamiento de Terrassa

1
Se lee en minutos
EFE

Un estudio sobre varias fosas comunes de la Guerra Civil en el cementerio municipal de Terrassa (Vallès Occidental) ha logrado identificar a un total de 51 personas que hasta ahora no habían sido identificadas o no constaban como enterradas en estas fosas.

Este es uno de los datos más destacados de la obra realizada por Marcel Taló Martí y Daniel Claveria Rodulfo, del Centre d’Estudis Històrics de Terrassa (CEHT), presentado en el Arxiu Històric de Terrassa.

El estudio recoge los resultados de la investigación documental realizada sobre las víctimas de la Guerra Civil enterradas en la fosa común del cementerio municipal, conocido durante esa época como 'Cementerio Nuevo'.

El trabajo identifica al menos dos fosas y revela que entre julio de 1936 y enero de 1939 fueron enterradas como mínimo 263 víctimas relacionadas con el conflicto, de las que se ha identificado a 194, es decir, el 73,7 %.

263 víctimas entre dos momentos de la Guerra Civil

La investigación clasifica estas 263 víctimas entre dos momentos de la Guerra Civil.

Por un lado, al principio del conflicto se enterraron 175 víctimas de la ola de violencia revolucionaria y hacia el final se dio sepultura a soldados heridos en el frente y posteriormente fallecidos en el hospital militar de Terrassa, hasta un total de 88.

En la obra se revelan indicios suficientes para afirmar que se han podido identificar 51 nuevas víctimas que hasta ahora constaban como no identificadas o bien como enterradas en la fosa común general.

El estudio concluye que la exhumación no es necesaria por varios motivos: la mayoría de víctimas ya fueron exhumadas en 1941, las fosas fueron reutilizadas posteriormente y, de hecho, no se ha podido concretar su ubicación exacta.

El Ayuntamiento de Terrassa subvencionó este trabajo con 3.000 euros procedentes de una aportación del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, recibida a través de la Federación Española de Municipios y Provincias.

Noticias relacionadas

La concejal de Memoria Histórica del Ayuntamiento vallesano, Ona Martínez, ha comentado que el estudio pretende por un lado "avanzar hacia el pleno conocimiento de los hechos relacionados con la Guerra Civil y el franquismo" y, además, "hacer justicia a las víctimas, tanto del período bélico como de la represión que vino después”.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO

Temas

Terrassa