2022

Terrassa propone un presupuesto de 280 millones de euros con retenciones cautelares a la espera del cálculo de plusvalía

Las cuentas suman cerca de 20 millones más respecto a las de 2021 con especial atención al Espacio Público y Servicio Público

Los tenientes de alcaldía Lluïsa Melgares e Isaac Albert en la presentación de la propuesto de presupuestos 2022

Los tenientes de alcaldía Lluïsa Melgares e Isaac Albert en la presentación de la propuesto de presupuestos 2022 / ACN

3
Se lee en minutos
ACN

El pleno del Ayuntamiento de Terrassa (Vallès Occidental) debatirá este viernes el presupuesto de 2022, que el gobierno municipal sitúa en 280,4 millones de euros, cerca de veinte más que las cuentas de 2021 (260,55).

El teniente de alcalde de Servicios Centrales y Gobierno, Isaac Albert, y la teniente de alcalde de Territorio, Lluïsa Melgares, han presentado los números para el próximo ejercicio, una vez conocida la sentencia relativa al impuesto de las plusvalías, y por el que el consistorio aplicará una retención cautelar de 12 millones de euros a la espera de que se realice el cálculo exacto del importe.

La mayor inversión prevista en el presupuesto ordinario estará destinada a Espacio Público y Sostenibilidad (87,78 millones), seguido de Servicio Público (38,95 millones), donde se realizará un esfuerzo de transformación y digitalización.

Fundamentos de futuro

El ejecutivo local ha planteado los números para 2022 como una apuesta por establecer los fundamentos de futuro después de que los presupuestos de 2021 quedaran tocados para hacer frente a la pandemia.

Así, se prevé pasar de los 260,55 millones de euros de 2021 a los 280,4 millones de 2022, con un presupuesto ordinario de 215,73 millones (205,7 en 2021), y con la incógnita de cuál será la cifra correspondiente al superávit ( 16,8 en 2021) y las aportaciones externas que puedan recibir, como las procedentes de los fondos Next Generation.

Las inversiones previstas en el presupuesto ordinario para el próximo ejercicio sitúan al Espacio Público en primera línea, destinando unos 85,78 millones de euros. Se prevé mejorar servicios como el de la limpieza y el transporte, así como la seguridad y transformar el espacio público y el concepto energético, ligado a políticas de sostenibilidad.

38,95 millones al Servicio Público

El Servicio Público también prevé una fuerte inyección de dinero, con 38,95 millones de euros que servirán para impulsar una transformación y organización de los servicios que se ofrecen desde el Ayuntamiento, así como su digitalización. Ciclos de Vida obtiene 29,6 millones de euros, mientras que en Derechos Sociales se destinan 27,59 y Promoción Económica y Proyección de la Ciudad 23,22.

En cuanto al impuesto de plusvalía, se ha estimado una cifra que se sitúa en los 12 millones para 2022 de acuerdo con un primer cálculo. "Se ha aplicado una retención cautelar e instrumental", detalla Isaac Albert.

Al conocer la sentencia del Tribunal Constitucional plantearon dos escenarios, uno primero que suponía rehacer todas las cuentas y uno, que finalmente se ha aplicado, que consistía en apartar el dinero previsto para hacerle frente. Ahora, sin embargo, habrá que establecer el cálculo real para saber cuál es el dinero del que dispone de forma fehaciente el consistorio.

De no haber optado por esta vía, las cuentas podrían haberse dilatado, con una aprobación que haría efectivos los presupuestos 2022 a partir de finales de enero o principios de febrero.

Next Generation y otras fuentes de ingresos

Las cuentas están pendientes de integrar el importe relativo al superávit, que en 2021 fue de 16,8 millones de euros, si bien se prevé que puedan llegar al consistorio más dinero. "Es un presupuesto realista, y presuponemos que llegará una parte muy importante de inversiones de convocatorias que puede alcanzar una cifra de unos 47 millones de euros", apunta Lluïsa Melgares.

De éstos, un grueso considerable correspondería a los fondos europeos Next Generation, que aportarían una cantidad no ligada a día de hoy a las cuentas de 2022.

De ahí saldrían unos 26,5 millones de euros si se aceptan todas las propuestas que plantea el consistorio, entre ellas la creación de una ZBE y la transformación del sistema de transporte urbano (17,5 millones de euros) o la creación de un modelo turístico basado en el pasado industrial y la arquitectura vinculada (6,8 millones de euros).

Noticias relacionadas

El presupuesto se presentó en primera instancia en julio, y después de haberse presentado en audiencia pública, haber trabajado los números con el resto de grupos municipales del Ayuntamiento y haberlo expuesto en los consejos de distrito y los agentes socio -económicos, se llevará a aprobación inicial en el pleno de este viernes, 19 de noviembre. La previsión es que su entrada en vigor pueda hacerse efectiva el mismo 1 de enero de 2022.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO

Temas

Terrassa