Urbanismo

Vuelos con drones y modelos en 3D para analizar el estado de las chimeneas de Terrassa

Los dispositivos hacen varios registros a partir del análisis de las estructuras y obtienen detalles topográficos

Parte superior de la chimenea Roca i Pous de Terrassa, captada por un dron durante el análisis de la estructura

Parte superior de la chimenea Roca i Pous de Terrassa, captada por un dron durante el análisis de la estructura / ACN

Se lee en minutos

ACN

El Ayuntamiento de Terrassa ha comenzado esta semana los trabajos para analizar el estado de las chimeneas de la ciudad y crear un registro. Lo hace utilizando drones, que sobrevuelan las estructuras y permiten obtener información topográfica en tres dimensiones.

La operación se inició con tres chimeneas de las quince que hay de titularidad municipal en la ciudad, y permitirá determinar si existen evidencias de deterioro, así como tener información de cara a futuras actuaciones.

El uso de drones permite reducir el tiempo de observación, así como ahorrar costes al no necesitar levantar un andamio o una grúa, pero también aporta un plus de seguridad para los responsables de hacer la observación de las estructuras.

Precisión milimétrica

Ayer, lunes 26 de abril se trabajó en la chimenea Roca i Pous, en la plaza Nova, y hoy, 27 de abril, se trabaja en la Guardiola, en la plaza de la Quadra de Vallparadís. Durante dos horas, los técnicos de la empresa Altiplà Serveis Topogràfics sobrevuelan la chimenea en ocho secuencias verticales, en las que se hacen una fotografía por cada metro avanzado.

"El dron hace capturas de imágenes, ya partir de ahí se hace un solapamiento y se crea un modelo en tres dimensiones que pasa a una nube de puntos que define la geometría con mucha precisión", explica Marc Sanllehí, responsable de Altiplà. A partir de esta precisión, que es milimétrica, se ofrece un modelo de la estructura que tiene múltiples aplicaciones.

"De cara a cualquier proyecto de reforma o rehabilitación tenemos una geometría muy precisa, y podemos estudiar posibles patologías, grietas o problemas que puedan aparecer en la chimenea", apunta Sanllehí.

Un sistema más eficiente

El sistema utilizado permite invertir sólo dos horas en la captación de las imágenes, tiempo en que hay que establecer un perímetro de seguridad alrededor del aparato y disponer de la autorización del Ministerio del Interior para poder hacer vuelos en casco urbano. "Es un sistema más seguro, menos contaminante y efectivo, pero también más económico", destaca el concejal de Mantenimiento Urbano, Raúl Ibáñez.

En total, en Terrassa hay una treintena de chimeneas, la mitad de las cuales son de titularidad municipal. De todas ellas, ahora se ha empezado a analizar las dos primeras y esta misma semana se actuará en la TISA, en la plaza de la Terrassa Industrial.

Noticias relacionadas

El Ayuntamiento espera poder seguir analizando el resto de las chimeneas que dependen del consistorio, y que del mismo modo otras administraciones o titulares particulares hagan lo mismo con el resto de estos elementos, ahora convertidos en testigos del pasado industrial de Terrassa.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO

Temas

Terrassa