Cultura

El Festival de Jazz de Terrassa calienta los motores de la 40ª edición con actuaciones sorpresa

  • Se trata de pequeños conciertos de 15 minutos de duración, algunos en espacios cerrados y otros en emplazamientos públicos, sin aviso previo ni convocatoria

  • Este ciclo de espectáculos en pequeño formato dará paso a la presentación de los artistas que actuarán en la edición 2021

  • El festival arrancará el 27 de mayo y se alargará hasta el 13 de junio

Gipsy Nur Projecte en la actuación sorpresa delante de la sede Fupar

Gipsy Nur Projecte en la actuación sorpresa delante de la sede Fupar / ACN

Se lee en minutos

ACN

Esta semana se ha dado el pistoletazo de salida al ciclo de actuaciones sorpresa que tienen que dar paso a la presentación de la 40ª edición del Festival de Jazz de Terrassa. Se trata de pequeños conciertos de 15 minutos de duración, algunos en espacios cerrados y otros en emplazamientos públicos, sin aviso previo ni convocatoria para evitar una concentración de personas que ponga en riesgo las medidas para prevenir contagios.

El objetivo es dedicar cada actuación a una de las ediciones que desde 1982 llevan la música del mejor jazz a la capital vallesana, y que este año, fruto de la pandemia, ha movido el calendario, retrasando el programa del tradicional mes de marzo el de mayo. La organización tiene cerrado el programa, de donde han caído clásicos como el Picnic Jazz.

Las dos primeras actuaciones se han hecho este lunes 19 de abril por la mañana, una a puerta cerrada y otra al aire libre, a la entrada de la Fundación Fupar. A cargo de la formación Gipsy Nur Project, con un acústico con guitarra y melódica con temas de autores como la francesa Zas.

La segunda edición en pandemia

Todo ello en una actuación de 15 minutos que, como el resto, se ha retransmitido en directo a través de las redes. El grupo ha actuado ante el cartel que identificó el Festival de Jazz de Terrassa del año 1982, una manera de reconocer la vertiente artística pictórica de los autores de los carteles.

"Queremos identificar cada actuación con una de las ediciones desde el año 1981 hasta la de 2020, hasta llegar a la última, en la que haremos público el cartel de la edición de este año", explica la coordinadora del festival Susanna Carmona.

No será hasta el 30 de abril, después de doce días de actuaciones musicales en espacios característicos de la ciudad como el parque San Jorge, la Casa Alegre de Sagrera, estudios de grabación e incluso algún balcón, cuando se revelarán los artistas que actuarán en la edición 2021, la segunda en pandemia.

Una edición sin Picnic Jazz y con mucha ilusión

El festival arrancará el 27 de mayo y se alargará hasta el 13 de junio, y será la segunda edición que se celebra en pandemia. "El año pasado tuvimos que retrasar los conciertos, que inicialmente se tenían que hacer en marzo, como siempre", recuerda Carmona, que tuvieron que trasladar toda la actividad prevista en otoño.

Este año se mantiene la primavera como época del año, pero con dos meses de retraso. "Estamos supeditados a las normativas que marcan que se puede hacer en la vía pública o la movilidad del público", reconoce Carmona, que sabe que muchos de sus fieles espectadores vienen de comarcas vecinas, no necesariamente de la veguería de Barcelona.

Hoy por hoy, se prevén utilizar los espacios ya utilizados en el pasado otoño: la Nova Jazz Cava para conciertos, el exterior del patio posterior del ayuntamiento para las matinales de fin de semana, y la incorporación del Teatro Principal como escenario de lujo. También la movilidad de los artistas internacionales puede influir a la hora de programar unos conciertos u otros, unos cambios a los que prevén adaptarse para disfrutar de todas las garantías sanitarias.

Noticias relacionadas

Uno de los platos fuertes del festival, el Picnic Jazz, ha caído definitivamente de la previsión de la organización. Su formato, abierto y al aire libre, hace difícil garantizar un control de aforo, así como las medidas de seguridad entre los espectadores.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO