Vigilancia

Terrassa instala cámaras de videovigilancia para perseguir vertidos indebidos en los contenedores

  • En total se han instalado diez cámaras y la previsión es llegar a controlar una treintena de islas de contenedores

  • La iniciativa ha supuesto una inversión que ronda los 15.000 euros

  • La mayoría de incidencias se dan por vertidos indebidos, acumulación de voluminosos o falta de reciclaje

Una de las nuevas cámaras de vigilancia que controlará islas de contenedores en Terrassa

Una de las nuevas cámaras de vigilancia que controlará islas de contenedores en Terrassa / Ayuntamiento de Terrassa

Se lee en minutos

ACN

El Ayuntamiento de Terrassa ha comenzado la instalación de cámaras de videovigilancia en las calles para combatir el incivismo vinculado a la gestión de residuos. El consistorio tiene identificados más de un centenar de "puntos negros" y de momento ya se han instalado una decena de cámaras. La previsión es llegar a controlar una treintena de islas de contenedores en los próximos meses.

El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, ha explicado que la mayoría de incidencias se dan por vertidos indebidos, acumulación de voluminosos o falta de reciclaje. Las primeras diez cámaras están en diferentes calles de los barrios de Sant Pere Nord, Ca n'Aurell, La Maurina, Ca n'Anglada, Can Boada, Les Martines i Les Arenes-Grípia-Can Montllor.

En Terrassa todavía hay mucha gente que "no tiene el hábito" de hacer una correcta gestión de los residuos, según ha admitido el concejal de Medioambiente, Carlos Caballero. Los niveles de reciclaje en la ciudad están en el 40% y el objetivo es llegar al 60% en 2030. Además, se dan casos de vertidos indebidos de voluminosos o basura acumulada fuera de los contenedores.

"Disuadir y educar"

Son tres de las situaciones más habituales y que más preocupan al consistorio con respecto a la gestión de residuos y que la ordenanza municipal ya castiga con sanciones de entre 200 y 6.000 euros, según la reincidencia. Con la instalación de las nuevas cámaras de videovigilancia se pretende revertir esta tendencia. "Buscamos disuadir y educar", explica Caballero.

Las cámaras que se han empezado a instalar están operativas las 24 horas del día, pero no graban en continuo. La grabación se activa cuando se detecta movimiento en torno a alguna de las islas de contenedores que se han empezado a vigilar. El coste de las diez primeras cámaras ha rondado cerca de 15.000 euros y en los próximos meses se quiere llegar a una treintena de puntos.

Te puede interesar

"La mejora de la limpieza y la gestión de residuos es una preocupación y una prioridad muy clara del gobierno municipal", asegura el alcalde, Jordi Ballart.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA 

Temas

Terrassa