30 nov 2020

Ir a contenido

ANTE LAS NUEVAS RESTRICCIONES

Terrassa pide "concreción" al Govern en el anuncio de restricciones y reivindica la opinión de los municipios metropolitanos

"Que midan las declaraciones, porque ahora generan mucha incertidumbre y confusión", subraya el alcalde egarense Jordi Ballart

Ballart ha reprochado al Govern que no tenga en cuenta los municipios del área metropolitana a la hora de acordar las restricciones

ACN

Alcalde de Terrassa, Jordi Ballart

Alcalde de Terrassa, Jordi Ballart / ACN

El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, exige al Govern que actúe con "concreción, firmeza y claridad" a la hora de anunciar las restricciones para frenar el covid-19.

"Se informó de un posible confinamiento total, hoy se habla de confinar solo el fin de semana y al final lo que tenemos ahora son restricciones en horario nocturno", ha criticado Ballart este pasado lunes en rueda de prensa, pidiendo al Govern que "si no tiene decisiones tomadas, mida las declaraciones".

Al mismo tiempo, el alcalde egarense ha reivindicado la opinión de los municipios del área metropolitana a la hora de acordar las medidas. Ballart considera que se podrían modificar algunas "si escucharan las demandas que hacen los sectores económicos desde los municipios".

Ballart: el toque de queda es una medida "comprensible"


Ballart ha evitado valorar la aplicación del toque de queda y se limitó a decir que es una medida "comprensible" debido a la situación del covid-19, que ahora mismo ha tocado techo en Terrassa, con un riesgo de rebrote de 981 puntos.

Aunque el alcalde ha insistido en defender la colaboración institucional y ha asegurado que el Ayuntamiento apoyará a la Generalitat "para hacer frente a la pandemia", se ha mostrado especialmente crítico con el proceso de toma de decisiones.

Así, lamentó que este lunes la consejera Meritxell Budó haya dicho en Catalunya Ràdio que el Govern tiene sobre la mesa aplicar el confinamiento domiciliario en fin de semana.

"Pedimos claridad", ha insistido Ballart, que ve las declaraciones de Budó contradictorias con las recomendaciones publicadas desde el Procicat "diciendo que por Todos los Santos se podrá ir a los cementerios". "Que midan las declaraciones, porque ahora generan mucha incertidumbre y confusión", subrayó.

El Govern y los municipios del área metropolitana

Al mismo tiempo, Ballart ha reprochado al Govern que no tenga en cuenta los municipios del área metropolitana a la hora de acordar las restricciones. Ha asegurado que "muchas veces" la Generalitat ha reunido los alcaldes "pero no explican las medidas que luego trascienden a la prensa".

"No solo queremos hacer reuniones, sino que cuenten con nosotros", espetó Ballart, que ha defendido los conocimientos del mundo municipal a la hora de trasladar las necesidades de la ciudadanía. "Si nos escucharan, seguramente algunas decisiones serían diferentes", añadió.

Aparte, también instó a la Generalitat y el estado español a dar más apoyo económico a los empresarios afectados por las restricciones. En este sentido, ha vuelto a pedir al Govern que incremente los 40 millones de euros anunciados por el sector de la restauración y reclamó ayudas para sectores como los centros de belleza.

En paralelo, al Gobierno le ha exigido que resuelva el "drama" de los ERTE, ya que hay "mucha gente" en la ciudad que aún no ha cobrado las prestaciones.

Más policía en las noches

Con la entrada en vigor del toque de queda, el Ayuntamiento de Terrassa ha anunciado un refuerzo de la Policía Municipal a partir de las 21h y garantizó que intensificará la vigilancia en aquellas zonas de la ciudad donde suele haber concentraciones de personas.

Con todo, el consistorio y el cuerpo policial han declinado concretar cuántos agentes reforzarán el turno de noche ni cuáles serán los lugares más vigilados.

Por otra parte, el Ayuntamiento ha anunciado que los equipamientos culturales de la ciudad cerrarán una hora antes de lo que permite la normativa del toque de queda para garantizar que trabajadores y espectadores puedan llegar a casa con tiempo.

En cuanto a los equipamientos deportivos, Ballart lamentó que las restricciones impidan la actividad más allá de las 21h, por lo que pedirá formalmente a la Generalitat que ensanche este horario hasta las 23 h. "Hay muchos clubes en peligro de supervivencia si no pueden entrenar más allá de las 21h", aseguró.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA