08 jul 2020

Ir a contenido

160 municipios

Rubí y Terrassa se suman al Compromís Metropolità 2030 para afrontar los grandes retos urbanos del siglo XXI

La propuesta quiere impulsar el progreso económico y social para reducir las desigualdades y la segregación urbana del conjunto de la región metropolitana, que integra 160 municipios de siete comarcas

Se plantea la necesidad de un espacio de gobernanza que implique los municipios de la llamada segunda corona.

Se plantea la necesidad de un espacio de gobernanza que implique los municipios de la llamada segunda corona. / PEMB

En un acto escenificado en el ayuntamiento de Barcelona, el pasado lunes 22 de junio, la alcaldesa Ada Colau Colau presentó el proyecto ‘Barcelona Demà. Compromís Metropolità 2030’ junto con algunos alcaldes de grandes municipios de la segunda corona metropolitana. Municipios que no forman parte del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), el supraorganismo que gestiona a los 36 de la primera corona, y que no tenían ningún órgano de gobernanza compartido. Hasta ahora.

Así, ciudades tan importantes como Terrassa y Rubí serán algunos de los municipios que integran el proyecto que quiere definir una estrategia conjunta para impulsar el progreso económico y social de las localidades de la región metropolitana. Y es que, por primera vez, se plantea la necesidad de un espacio de gobernanza que implique, además de Barcelona y el área metropolitana, los municipios de la llamada segunda corona: el Barcelonès, el Baix Llobregat, el Maresme, el Garraf, el Alt Penedès, el Vallès Oriental y el Vallès Occidental. Este territorio suma 160 municipios y más de 5 millones de habitantes.

Formando parte del PEMB

Liderado por el Plan Estratégico Metropolitano de Barcelona (PEMB), el proceso se ha presentado este lunes ante los alcaldes y alcaldesas de las principales ciudades de la región metropolitana que han sido formalmente invitadas a formar parte de los órganos de gobierno del PEMB que tendrán un papel clave en la elaboración del nuevo Compromís Metropolità 2030. 

Así, la asociación incorporará a su Comisión Territorial los municipios que en su momento configuraron la asociación Arc Metropolità y suman Rubí como municipio clave en el espacio bisagra entre el área metropolitana de Barcelona y el Vallès.

“La realidad metropolitana traspasa las fronteras administrativas, tanto la municipal como la del área metropolitana: hay que buscar nuevas gobernanzas. Las decisiones que se toman en Barcelona y su área metropolitana afectan al conjunto de la región, y por tanto, también a Rubí”, ha dicho la alcaldesa Ana María Martínez que ha asistido a la presentación de manera telemática. Al acto de presentación asistieron presencialmente los alcaldes y alcaldesas de Barcelona, Terrassa y Mataró.

Por su parte, en la rueda de prensa posterior a la reunión, el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, ha valorado muy positivamente la iniciativa: "tenemos que ser ambiciosos y aprovechar esta oportunidad histórica", ha dicho, en referencia al hecho de que la ciudad de Barcelona se muestre abierta a un diálogo territorial con el conjunto de la región metropolitana. 

En este sentido, Ballart ha aludido a la superación de un agravio histórico: "No queremos territorios de primera y de segunda, queremos estar en la cocina, donde se toman las decisiones, y no en el patio trasero, como hemos estado mucho tiempo", ha dicho el alcalde, quien considera que Terrassa puede aportar "una visión del territorio muy poliédrica" por la situación estratégica de la ciudad, puerta de la región metropolitana por el norte, en el eje hacia Francia, y con una posición central en la segunda corona metropolitana.

Agenda 2030

Aunque de entrada, no habrá nada de cambios administrativos sino una invitación a las ciudades de la región metropolitana –primera y segunda corona– al diálogo y a la cooperación para afrontar los retos de futuro en el marco de la asociación Pla Estratègic Metropolità de Barcelona (PEMB). La institución, privada y sin ánimo de lucro, plasmará los planes estratégicos metropolitanos y actualmente está trabajando en el proyecto del 2030, la fecha marcada por las Naciones Unidas para alcanzar el desarrollo sostenible.

Es decir, para qué el Compromís Metropolità 2030 sea una realidad, en los próximos tres años se trabajará conjuntamente con ayuntamientos del conjunto de la Región Metropolitana de Barcelona, el área Metropolitana de Barcelona, la Diputación de Barcelona, agentes económicos y sociales, entidades representativas del mundo de la investigación y organizaciones ciudadanas para establecer conjuntamente las bases del futuro de las ciudades, alineadas con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Más noticias de Rubí Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA