30 mar 2020

Ir a contenido

TRANSPORTE PÚBLICO

Terrassa descarta la municipalización del servicio de buses urbanos

El Ayuntamiento prevé actualizar el expediente de licitación del nuevo contrato de gestión del servicio antes de que termine el año

El Periódico

Autobús urbano de Terrassa.

Autobús urbano de Terrassa. / AYUNTAMIENTO DE TERRASSA

Después de analizar los costes y los riesgos que supondría la gestión directa del servicio de autobuses urbanos de Terrassa, el gobierno municipal ha decidido descartar su municipalización y apostar la gestión indirecta a través de una empresa concesionaria.

El Ayuntamiento encargó un estudio a la Asociación de Municipios por la Movilidad y el Transporte Urbano (AMTU) sobre los diferentes modelos de gestión posibles, teniendo en cuenta las limitaciones presupuestarias actuales, la capacidad de endeudamiento y otros aspectos como la capacidad de adaptación a cambios tecnológico.

Como resultado del análisis del AMTU, complementado con un informe elaborado por los servicios municipales, se concluye que la “concesión con transferencia del riesgo operacional y propiedad de los medios es la alternativa más favorable a los intereses municipales”, explican desde el consistorio. Con este modelo de gestión, el servicio se presta a través de un operador privado, al cual se le transfieren los riesgos de oferta y demanda, es decir, apostar por la gestión indirecta del mismo.

Preparar la nueva licitación

El gobierno municipal se ha reunido recientemente con el comité de empresa de TMESA para informarlo de la decisión, y también lo ha hecho con todos los grupos municipales del consistorio.

Así mismo, ya ha anunciado el encargo al AMTU de la actualización del expediente de licitación del nuevo contrato de gestión del servicio municipal y ha iniciado la revisión de los trámites preparatorios para poner en marcha la licitación. “El objetivo es que el servicio se pueda licitar antes de final de año”, señalan desde el Ayuntamiento.

Actualmente, el servicio está prorrogado, hasta que un nuevo gestor se haga cargo del mismo, y la concesión finaliza el 31 de diciembre del 2020.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA