02 abr 2020

Ir a contenido

EDUCACIÓN PÚBLICA

Educació mantendrá todas la líneas de P3 en Terrassa para el curso 2020-2021

El Ayuntamiento instó a la Generalitat a paralizar el cierre de una línea de P3 en las escuelas Abat Marcet y França, tras conocer que se barajase esa posibilidad

La AMPA de la escuela Abat Marcet propuso que, en vez de hacer desaparecer una línea, se aprovechase la situación para bajar la ratio de alumnos por clase

Àlex Rebollo

Niños, en una escuela de Barcelona.

Niños, en una escuela de Barcelona. / RICARD CUGAT

El Ayuntamiento de Terrassa instó a la Generalitat de Catalunya a paralizar el cierre de una línea de P3 en las escuelas Abat Marcet y França, ambas en la cocapital del Vallès Occidental, de cara al curso 2020-2021. Este anuncio surgió después de que se diera a conocer que el Departament d’Educació barajaba reducir de dos a una las clases de P3 de ambos centros, aludiendo a las “previsiones de baja natalidad” en los barrios donde se ubican las escuelas, según explicaron desde el consistorio.

En este escenario, el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, hizo llegar a los grupos políticos municipales una propuesta de Declaración Institucional para reclamar a Educació la "necesidad de debatir y hablar sobre estas intenciones".

En la declaración se pedía a la Generalitat que “paralice con efectos inmediatos el plan de reducción de la oferta de P3 o de cualquier otra línea educativa en Terrassa” y se plantease como una propuesta a debatir previamente con el Ayuntamiento.

Tras días de protestas y reivindicaciones, Ballart ha anunciado que el Departament d'Educació no cerrará las líneas de P3 en Terrassa. "Recibimos esta decisión con mucha satisfacción después de trabajar intensamente para evitar el cierre, apelando siempre a la corresponsabilidad entre Generalitat, Ayuntamiento y comunidad educativa", ha explicado Ballart vía redes sociales.

Disminuir la ratio de alumnos

Desde la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) de la escuela de infantil y primaria Abat Marcet explican que se enteraron de la noticia el pasado jueves 13 de febrero a través de claustro escolar y que el propio Ayuntamiento se la confirmó horas más tarde. Por parte de la dirección de la escuela, optaron por no hacer declaraciones sobre el posible cierre de una línea de P3.

“La escuela trabaja en contra de la segregación. Tenemos un porcentaje de diversidad en las aulas de alrededor del 15%”, explicaban desde la AMPA, desde donde también lamentaron que la desaparición de una línea “hará mimbar los recursos y dificultará este proyecto inclusivo”.

Las madres y padres de la escuela Abat Marcet propusieron entonces a los servicios territoriales del Departament d’Educació que, en vez de hacer desaparecer una línea, se aprovechase la situación para bajar la ratio de alumnos por clase, que actualmente está en 24, en vez de hacer desaparecer una línea entera.

Las protestas de la AMPA del Abat Marcet llegaron hasta la sección local de Comisiones Obreras (CC.OO.), que denunció "la decisión y la mala praxis" de la administración autonómica.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA