Ir a contenido

PROTECCIÓN DE ESPACIOS NATURALES

Terrassa, Matadepera, Viladecavalls, Vacarisses y Castellar proponen ampliar el Parc Natural de Sant Llorenç

Los cinco ayuntamientos instarán a la Diputación y a la Generalitat a iniciar los trámites necesarios

El Periódico

Vista general de Terrassa.

Vista general de Terrassa. / AYUNTAMIENTO DE TERRASSA

Los ayuntamientos de Terrassa, Matadepera, Viladecavalls, Vacarisses y Castellar del Vallès pretenden aumentar el ámbito de protección del Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac en sus términos municipales porque, actualmente, tienen “espacios naturales, de un gran valor paisajístico y ecológico”, que no pertenecen al parque. Son zonas agrícolas y forestales no urbanizables, algunas de las cuales tienen, además, una regulación específica que determina que son espacios a proteger de una manera especial.

La incorporación en el parque natural permitiría "aumentar y consolidar de manera definitiva el nivel de protección de estos espacios" y favorecería que, a la vez, sean beneficiarios de los programas de gestión, vigilancia, prevención de incendios y de señalización que la Diputación de Barcelona, como organismo gestor del parque, tiene establecidos con el parque natural.

Esta es la razón por la cual los cinco ayuntamientos han acordado instar a la Diputació y a la Generalitat a iniciar los trámites necesarios: a la Diputació, en cuanto a su gestión y al Plan Especial que regula las normas urbanísticas y de usos; y a la Generalitat, en cuanto a la declaración de todos los ámbitos de ampliación como Parc Natural, en el marco de la Ley de Espacios de Interés Natural.

Aumentar la zona de protección

Los ayuntamientos del vertiente sur del parque natural han propuesto otras veces ampliar la protección de esta zona, que conecta con otros espacios naturales protegidos de la región metropolitana. Los cinco municipios ya tienen diferentes figuras de protección por los suelos no urbanizables.

En el caso de Terrassa el Plan de Ordenación Urbana Municipal (POUM) de 2003, ahora modificado por el Plan de la Anilla Verde, contempla incorporar en el parque natural más de 1300 hectáreas de suelos forestales de pinares y encinares. Vacarisses y Viladecavalls, en cambio, han aprobado planes especiales de protección a la sierra de Coll Cardús, que también se incorporarían en el parque.

Matadepera propone incorporar en el Parque los terrenos de suelo no urbanizable situados al sudeste del término, y Castellar, que ya inició un proceso de reflexión sobre la ampliación del parque durante la revisión del POUM, estudia qué parte de su término municipal se podría incluir.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA