24 nov 2020

Ir a contenido

USOS DE LA REALIDAD VIRTUAL

Una empresa de Terrassa promueve la realidad virtual como herramienta para el trabajo en equipo

La propuesta incluye un espacio de más de 200 metros cuadrados con sensores de movimiento, gafas inmersivas y armas simuladas fabricadas en 3D

ACN

Actividad con realidad virtual en Zero Latency.

Actividad con realidad virtual en Zero Latency. / ACN

En los últimos años, muchas empresas han apostado por poner en marcha diferentes dinámicas de grupo para fomentar el trabajo en equipo. Para dar respuesta a esta necesidad, la empresa Zero Latency, que cuenta con un centro en Terrassa y otro en Madrid, ha decidido convertir la realidad virtual en una herramienta de cohesión empresarial.

El centro de Terrassa abrió puertas a finales de 2018 y hasta ahora ha recibido la visita de más de 6.800 personas que han participado en 2.500 partidas. Durante este 2019, una veintena de compañías han utilizado los servicios de Team Building que la compañía ofrece al establecimiento egarense.

Los participantes se sumergen en una aventura digital donde pueden interactuar unos con otros para conseguir un objetivo común. La propuesta incluye un espacio de más de 200 metros cuadrados con sensores de movimiento, gafas inmersivas y armas simuladas fabricadas en 3D.

"No hay ningún tipo de cable, ellos pueden moverse por el espacio libremente", asegura Celina Pereira, directora de Zero Latency. Esto es posible gracias a un equipamiento especial y sensores de movimiento y cámaras situadas de forma estratégica en el entorno de la sala. Aparte, los participantes reciben unas gafas inmersivas y unas armas simuladas que se llaman 'Blackbird' y que están fabricadas mediante impresión 3D.

Un entretenimiento grupal

La experiencia de Zero Latency parte de la idea de que la realidad virtual ha dejado de ser una forma de entretenimiento individual y se ha convertido en una práctica equiparable a otras experiencias grupales tales como ir al cine. "Las experiencias que ofrecemos están pensadas para que jueguen de forma simultánea hasta ocho personas", explica Pereira, quien apunta que de esta forma la realidad virtual se convierte en una actividad "social".

Según la directora de negocio de Zero Latency, el perfil de los visitantes es variado, ya que pueden tomar parte desde niños hasta adultos. "El único requisito es medir más de 1,40 de altura", apunta Pereira, quien comenta que la empresa ofrece propuestas de estilos diversos para adecuarse a los diferentes públicos.

Así, los participantes tendrán que sobrevivir a una horda de zombis, combatir una poderosa inteligencia artificial a bordo de una nave espacial o incluso convertirse en un ser etéreo que desafía las leyes de la gravedad. "Tenemos juegos más familiares y que no implican el uso de armas y otros que son más de acción y trabajo en equipo", relata.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA