Ir a contenido

Tráfico

Trànsit estudia implantar un carril segregado para motos en la C-58

Esta actuación se suma a las obras de ampliación en el tramo entre Terrassa y Badia del Vallès para mejorar la fluidez de la circulación

Europa Press

Plano general de la C-58 entre Terrassa y Sabadell.

Plano general de la C-58 entre Terrassa y Sabadell. / ACN

El Servei Català de Trànsit (SCT) ha apuntado a la carretera C-58 como una "candidata importante" para llevar a cabo una prueba piloto que consistiría en construir un carril segregado para motocicletas.

Según han informado fuentes de Trànsit, la autopista del Vallès es una "de las candidatas más importantes" para acoger este proyecto que persigue descongestionar la vía y dotar de mayor seguridad a los motoristas.

Trànsit ha asegurado que la medida está "aún en fase de estudio" y existen otras opciones donde llevarla a cabo, aunque no han detallado un calendario de implantación.

Actualmente la C-58 está en obras de ampliación en el tramo entre Terrassa y Badia del Vallès, en un ramal de 4,5 kilómetros, para mejorar la fluidez de la circulación de vehículos, tanto para salir e incorporarse a la autopista como de enlace, en Badia, con la AP-7/B-30.

La Conselleria de Territorio y Sostenibilidad licitó las intervenciones por valor de 17 millones de euros en mayo de 2018 y se espera que estén acabadas este verano después de 15 meses de obras.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA