Ir a contenido

Servicios

Municipios y entidades piden a la Generalitat apoyar procesos de municipalización del agua

La Associació de Municipis i Entitats per l'Aigua Pública triplica sus miembros en un año

Terrassa ha reducido un 30% los gastos de organización y dirección con la municipalización del agua

Europa Press

El alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, visita las instalaciones de la nueva empresa pública del agua Taigua.

El alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, visita las instalaciones de la nueva empresa pública del agua Taigua.

La Associació de Municipis i Entitats per l'Aigua Pública (Amap), con una treintena de miembros, ha acordado este miércoles un manifiesto en favor de la gestión pública del agua en el ámbito metropolitano de Barcelona, y en que pide al Govern apoyar a los municipios en proceso de remunicipalización y desplegar el Pacte Social de l'Aigua.

Lo han promovido después de nuevas adhesiones a la entidad, que incluye 11 de los 23 municipios metropolitanos -el 70% de la población-, ha dicho el presidente de la asociación y concejal de Energía y Agua de Barcelona, Eloi Badia, con la teniente de alcalde de Medio Ambiente de El Prat de Llobregat, Alba Bou, en rueda de prensa tras la tercera asamblea general de la asociación.

Este manifiesto insta al Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y los municipios metropolitanos a manifestarse en favor de la gestión pública del agua, y a elaborar los estudios necesarios que permitan implementarla con criterios de eficiencia, sostenibilidad, participación y transparencia.

La asociación ha acordado en su asamblea la incorporación de nuevos miembros, alcanzando 29 -casi triplicando los que tenía hace un año, con 11-, al haber entrado 14 nuevos entre entidades y ayuntamientos, por lo que la asociación ha doblado sus miembros con las nuevas incorporaciones.

Estos nuevos miembros amplían el alcance territorial de la asociación, que hasta ahora se centraba sobre todo en el entorno metropolitano de Barcelona, a excepción de Girona, y, con las nuevas, se han sumado municipios de la cuenca del Ter y de comarcas de Girona, entre otros.

Además, la asociación ha aprobado una declaración en base al Pacte Social de l'Aigua, que entiende el agua como un derecho y apuesta por su gestión pública, participada y democrática, y que quiere que los candidatos de las elecciones municipales de mayo asuman estos compromisos, en una iniciativa impulsada por Aigua és Vida y que apoya la asociación.

Ahorros en la gestión

Alba Bou ha destacado que la asociación quiere que los municipios en los que pronto terminará la concesión privada del agua puedan acudir a ella para iniciar procesos de municipalización, y ha dicho que El Prat -donde el servicio es público desde hace décadas- es la "prueba más visible de que lo que se presente no es una utopía", y quiere ser un espejo para estos ayuntamientos.

Eloi Badia ha resaltado la importancia de este debate y de estudiar costes y auditorías para impulsar estos procesos, y ha dicho que en Terrassa, donde el agua es de titularidad pública desde diciembre, se han reducido un 30% los gastos de organización y dirección, en más de un millón de euros en gastos de personal: "Imaginad las magnitudes que se están moviendo cuando puede cambiar el modelo".

Temas: Agua