Ir a contenido

Movilidad

Terrassa instala un aparcamiento cerrado para bicicletas en la estación de FGC de la Rambla de Egara

El Ayuntamiento busca potenciar la intermodalidad entre ambos sistemas de transporte e incrementar la seguridad

El Periódico

El teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Marc Armengol, visita el nuevo aparcamiento para bicicletas.

El teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Marc Armengol, visita el nuevo aparcamiento para bicicletas.

El Ayuntamiento de Terrassa instala un aparcamiento cerrado para bicicletas en el paseo central de la Rambla de Egara, junto a las escaleras de salida de la estación de los Ferrocarriles de la Generalitat. El objetivo de este aparcamiento es potenciar la intermodalidad entre ambos sistemas de transporte e incrementar la seguridad en este aparcamiento de larga duración.

El Ayuntamiento inicia con esta actuación el desarrollo progresivo de un nuevo servicio de aparcamientos cerrados para bicicletas ubicados cerca de las estaciones de transporte público, tal como contempla el Plan de Movilidad 2016-2021El aparcamiento entrará en funcionamiento los próximos días en fase de pruebas.

El aparcamiento cerrado de bicicletas tendrá capacidad para 14 plazas y funcionará con un sistema de registro y control de acceso, que los usuarios podrán formalizar a través de una web y de una app móvil, que se dará a conocer próximamente. El servicio, que será gratuito y estará disponible las 24 horas del día durante los 365 días del año, se prevé que entre en funcionamiento antes de acabar el año.

Esta instalación es válida para todos los modelos de bicicletas, tiene candado independiente y contiene un soporte para colgarlas, un sistema de sujeción y cierre, y también incorpora una bomba de aire con cabezal para todo tipo de válvulas, así como las herramientas básicas para realizar el mantenimiento y la reparación. Se trata de un diseño modular de 5,7 metros de ancho, con estructura de aluminio, que contiene placas solares para obtener un alto grado de eficiencia energética, y un sistema de detección de presencia para activar el alumbrado interior.

Contrato de 40.000 euros

El contrato ha sido adjudicado a la empresa Construcciones y Rehabilitaciones Vicente, por un importe de 40.000 euros. Este proyecto está incluido en el programa Terrassa Barris en Marxa de 2018, que apuesta por mejorar la calidad de los servicios a la ciudadanía y favorecer un uso social de la calle como espacio inclusivo, de calidad y convivencia, pero también para hacer actuaciones en equipamientos municipales para que sean espacios más funcionales y accesibles

En los últimos años, el Ayuntamiento ha incorporado la bicicleta como una de las alternativas de transporte más segura y sostenible y ha incentivado su utilización cotidiana para los desplazamientos urbanos. Primero, con un Plan de Promoción para el uso de la Bicicleta en Terrassa 2012-2013, más tarde con el Plan de Mejora de la Calidad del Aire 2015-2020, y el Plan de Movilidad de Terrassa 2016-2021, que contempla medidas concretas para fomentar su uso, entre las que figura los aparcamientos para bicicletas de alta capacidad en las estaciones de transporte público.

La ciudad dispone, actualmente, de una red de itinerarios para bicicletas de 150 km de longitud. De estos, 18,6 km corresponden a carriles-bici segregados, de los que 7,6 km están situados en la acera y 10,9 km en la calzada, y 131 km cohabitan con otros espacios.

 Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Bicicletas