Entrevista

Jordi Ballart: "Hacer un frente unionista después del 21-D sería el suicidio del PSC"

El exalcalde de Terrassa avisa que el fichaje de Espadaler demuestra la "deriva ideológica" del partido

Jordi Ballart, exalcalde de Terrassa.

Jordi Ballart, exalcalde de Terrassa. / ACN

Se lee en minutos

ACN / TERRASSA

El exalcalde de Terrassa, Jordi Ballart, considera que sería un grave error que el PSC decidiera sumarse a un eventual bloque unionista después de las elecciones del 21 de diciembre. “Esto sería el suicidio político del PSC”, ha asegurado en una entrevista concedida a ACN.

Ballart lamenta el “acercamiento” que han hecho los socialistas a este “frente” liderado por dos partidos que “van contra Catalunya” y asegura que en los próximos comicios se siente “huérfano” porque hay un espacio socialista y de izquierdas que “no lo representa nadie”.

Ballart también lamenta el fichaje de Ramon Espadaler por el PSC y dice que el objetivo de ensanchar el espacio político no puede “pagar el precio” de incorporar “una persona de derechas”. Esto, según Ballart, demuestra la “deriva ideológica” del PSC.

En este contexto, Ballart recomienda al PSC “volver a los valores fundacionales del 78” para volver a expresar el pluralismo de la sociedad catalana. “Era un partido aglutinador y esto se ha roto. Ya no tiene vocación de representar a la mayoría de catalanes que quieren un referéndum legal y acordado”.

De hecho, el excalcalde lamenta que los socialistas se hayan “bajado del carro” del referéndum. “Si quieres ser un partido central,, mayoritario y de gobierno te debes de poner al lado de los que te piden poder votar”, ha insistido. Para Ballart, el PSC ha perdido muchos de sus valores y no le sorprende que otros como él sigan sus mismos pasos.

El exalcalde de Terrassa también ha criticado el viraje del PSOE en este sentido y dice que a pesar que la apuesta inicial de Pedro Sánchez era “esperanzadora”, el líder de los socialistas españoles se ha acabado sometiendo “a la estrategia del PP para no perder votos en el resto de España”.

Sin opciones para el 21-D

Este “giro a la derecha” del PSC deja a Ballart “huérfano” de cara a los próximos comicios del 21-D. “Me lo deberé pensar mucho y leer bien todos los programas”, asegura. Ballart se define como un “socialista sin carné” y lamenta que este espacio no lo represente nadie actualmente.

Con todo, no obstante, Ballart considera que las elecciones por ellas mismas “no resuelven nada” y cree que es imprescindible que haya un “acuerdo político” para salir de la situación actual. “Si después de las elecciones hay un resultado similar al actual, ¿qué pasará?”, se pregunta.

Según el exalcalde de Terrassa uno de los posibles escenarios que se pueden dar es que un resultado “importante” del independentismo del 21-D de fuerza a una negociación con el estado español para convocar un referéndum “en condiciones”. “No debemos de caer en el error de repetir lo mismo”, insiste.

Una justicia “politizada”

Ballart también ha valorado la situación judicial que envuelve el contexto político catalán y lamenta la poca contundencia del PSC a la hora de condenar el encarcelamiento de los líderes de la ANC y Òmnium y de buena parte del Gobierno catalán. “Es intolerable que personas inocentes que expresan sus anhelos vayan a la cárcel”.

El exalcalde de Terrassa afirma que esta situación no se puede dar en “ningún estado democrático avanzado” y deplora que el PSC prefiriera ponerse al lado del PP y de Cs en la aplicación del artículo 155 de la constitución. “El PSC se quedó corto porque no es una decisión desproporcionada, es una injusticia enorme”.

En este sentido, Ballart denuncia que existe una “convivencia” clara entre el poder judicial y el poder político y desconfía de la independencia judicial. “Hay una justicia sometida a la estrategia del PP”, asegura.

Sin apoyo para las políticas de izquierdas

El exalcalde también ha reflexionado alrededor de los motivos de su salida del partido. Asegura que el contexto político nacional ha sido “la gota” que ha derramado el vaso, a pesar que Ballart ya “hacía meses que había desconectado mentalmente del PSC”. Su marcha, dice, era “irremediable” y se hubiera acabando produciendo como tarde a final del actual mandato.

Noticias relacionadas

Ballart detalla que encontró a faltar el apoyo de la cúpula del PSC a la hora de impulsar la municipalización del agua o la implantación de sanciones a los bancos que tienen viviendas vacías. “La cúpula estaba en connivencia con los poderes económicos. Desconecté porque hacía políticas de izquierdas y no me apoyaban”, sentencia.

Más noticias de Terrassa