CENTRE CULTURAL

Los primeros pasos de Carles Fontserè como fotógrafo centran una exposición en Terrassa

La celebración de su centenario lleva a descubrir cómo trajo el documental a Catalunya desde el exilio en Nueva York y a través de viajes a Roma, París, Londres y México

Una de las fotografías de Carles Fontserè realizada en Nueva York a finales de los años 50.

Una de las fotografías de Carles Fontserè realizada en Nueva York a finales de los años 50. / ACN

Se lee en minutos
ACN / TERRASSA

La exposición ‘Carles Fontserè: photocitizen. Los proyectos pendientes’ en el Centre Cultural de Terrassada el pistoletazo de salida al conjunto de actividades que en los próximos meses servirán para conmemorar el nacimiento de Fontserè.

La muestra, que se podrá visitar hasta el 17 de septiembre, es una aproximación a su faceta de fotógrafo e intenta entender sus inicios, las influencias que recibe en Nueva York a finales de los cincuenta, donde vive como exiliado republicano, y cómo trae el género de la fotografía documental a Catalunya a través de las imágenes de la metrópoli y de los posteriores viajes a París, Roma, Londres y México.

“Él no se inventaba nada”, explica la comisaria de la muestra, Núria F. Rius, quien añade que Fontserè buscaba copiar “el estilo documental y la aproximación antropológica” a las ciudades para acercar esta modernidad a una Barcelona de posguerra.

Cartelista, escenógrafo, ilustrador y pintor, Carles Fontserè empezó a dedicarse a la fotografía alrededor del 1958 en Nueva York, ciudad donde residía como exiliado republicano. La ciudad era entonces la capital mundial de la fotografía, especialmente en el género documental, y durante más de una década Fontserè fotografió lo que él llamaba ‘geografía humana’.  

“Entra en el género documental para aproximarse al hombre” y busca aproximarse de manera “antropológica” a las ciudades, explica la comisaria de la muestra. Primero lo hace en Nueva York, pero más tarde viajará a ciudades europeas “de gran tradición documentalista” como Roma, París y Londres, así como México, que le atrae especialmente por su vertiente antropológica.

De hecho, la exposición está pensada como un recorrido por las ciudades donde Fontserè estuvo. El objetivo, según explica Rius, es “entender cómo arranca como fotógrafo y cuáles son sus influencias, su permanente contacto con Catalunya y cómo lleva estos territorios y el estilo documental al escenario catalán”.

Fontserè, de hecho, intenta entrar en el tejido fotográfico catalán y español, pero no lo conseguirá, ya que “la distancia con el centro de la actividad fotográfica le mantiene desplazado”. Una parte de la muestra también explica este “fracaso” en la edición de fotolibros y cómo se acaba evadiendo como fotógrafo para varios medios de comunicación.

La conmemoración del centenario de Carles Fontserè se completará con otras exposiciones dedicadas también a su faceta como fotógrafo, así como con actividades relacionadas con el cartelismo o el fotomontaje.

Noticias relacionadas

También se realizarán tertulias y se difundirá su figura en el ámbito académico. La muestra de Terrassa podría acabar aterrizando también en Nueva York.

Más noticias de Terrassa