Tenis

El reto (¿imposible?) de Paolini ante Swiatek en la final de Roland Garros

La tenista italiana juega su primera final de Grand Slam y solo le ha ganado seis juegos a la número 1 en sus dos anteriores enfrentamientos.

Swiatek y Paolini.

Swiatek y Paolini.

Jaume Pujol-Galceran

Jaume Pujol-Galceran

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

"Nunca soñé estar en una final de Grand Slam, pero aquí estoy", decía feliz, exultante, Jasmine Paolini, después de clasificarse para la final femenina de Roland Garros. La proeza de la italiana, de 28 años y 15 mundial, ya está hecha. Mejorarla será otra cosa. Este sábado (15.00 horas, Eurosport) le espera al otro lado de la red Iga Swiatek, la número 1 mundial, nueva reina de la Phlippe Chatrier que, recién cumplidos los 23 años, ya acumula tres títulos ganados en 2020, 2022 y 2023, desde su debut en 2019.

La superioridad de Swiatek decanta claramente del lado de la polaca un nuevo título. Una racha que en el torneo femenino no se daba desde las victorias de la estadounidense Monica Seles, con tres títulos seguidos entre 190 y 1992 o la belga Justin Henin que hizo lo mismo entre 2005 y 2007.

La superioridad de Swiatek en Roland Garros solo tuvo un momento de peligro cuando la japonesa Naomi Osaka la colocó contra las cuerdas en segunda ronda, donde dispuso de un 'match ball' para dejarla fuera del torneo. Salvada la situación, la tenista polaca, a la que empiezan a comparar a Rafael Nadal en Roland Garros por su dominio ("él tiene 14, eso está muy lejos", dice Swiatek), la ha mostrado sobre la pista en los tres últimos años en los que encadena una racha de 20 victorias consecutivas. En sus seis participaciones desde 2019 solo ha perdido dos partidos. En octavos en su debut en 2019 (cayó ante Simona Halep, defensora del título) y en cuartos en 2021 (perdió con Maria Sakkari).

La diferencia con Paolini no solo está en el palmarés de la número 1. Apostar por la italiana en esa final se paga a 11 euros su victoria (1,25 Swiatek). "Nunca soñé con ser campeona de Grand Slam o ser número 1, nunca soñé tan grande. Quizá ni siquiera soñé con ser top10", admitía la tenista italiana tras ganar a la joven promesa rusa, Mirra Andreeva en las semifinales.

La italiana llegó a París como número 15 mundial después de ganar el Masters 1.000 de Dubai y se marchará de Roland Garros como 'top ten' (5, si gana el título o 7, si pierde). Paolini será la tercera italiana que juega la final de Roland Garros después de Francesca Schiavone, campeona en 2011 y finalista en 2010, junto a Sara Errani, finalista en 2012.

El recuerdo de Arantxa

En sus enfrentamientos con Swiatek ha perdido los dos partidos anteriores en 2018 en Praga (6-2, 6-1) y en 2021 primera ronda US Open (6-3, 6-0). No son para salir a la pista muy optimista, pero nada es imposible. Arantxa Sánchez se lo podría decir cuando en 1989 sorprendió al mundo ganando a la indestructible número 1 y campeona de Roland Garros, Steffi Graff por 6-4 y 6-0.