Otra victoria épica

Nadal pasa lesionado a las semifinales de Wimbledon

Nadal es atendio en la pista.

Nadal es atendio en la pista.

4
Se lee en minutos
Jaume Pujol-Galceran
Jaume Pujol-Galceran

Periodista

ver +

Después de 4 horas y 20 minutos, 336 puntos y parecer que su cuerpo no iba a resistir, con problemas en los abdominales, Rafael Nadal estará por octava vez en las semifinales de Wimbledon al vencer a Taylor Fritz por 6-3, 5-7, 6-3, 5-6 y 7-6 (10-4), en otro partido agónico.

Ni él mismo creía que saldría de la central como vencedor. "No sé cómo lo he hecho. Disfruto mucho jugando estos partidos con todo vuestro apoyo. Ha sido una tarde dura contra un rival duro. No ha sido un partido fácil, y estoy feliz de estar en semifinales. Eso es todo. Hay algo que en el abdominal no está bien. He tenido que buscar soluciones de otra manera. He tenido momentos en los que pensaba que no podría continuar, pero la energía de la pista... Gracias por eso", explicó brevemente a pie de pista.

Inicio extraño y lesión

Es extraño ver a Nadal ceder dos ventajas de rotura y eso fue lo que pasó en los dos primeros sets. Tras romper el servicio de Fritz en el primer juego no pudo mantener la ventaja. No solo eso. Perdió dos juegos (3-3 y 5-3), el último con doble falta y un gesto de dolor preocupante, para entregar la primera manga en 37 minutos. Fritz, que empezó con muchas precauciones y sin arriesgar como había prometido, empezó a entrar con su juego, su profundo revés y los errores de Nadal para encadenar cuatro juegos seguidos.

En la segunda manga se repitió la situación. Sin jugar a un gran nivel, Nadal logró hacer el 'break' (2-0) y adelantarse 3-0, más que por su buen juego, por los errores de Fritz, después de una caída en la que devolvió la bola con la izquierda. Pero de nuevo Nadal, incómodo, inseguro, cedió su servicio (3-2).

Gestos del padre

Fritz volvía a entrar en juego para igualar (3-3) y en el siguiente juego Nadal salvó su saque, de nuevo con visibles molestias en el abdominal, con saques liftados que no superaban los 170 km/h. Salvó el juego pero se marchó a los vestuarios a recibir tratamiento, mientras su padre Sebastià, le hacía gestos para que se retirara.

No lo hizo. Tras cinco minutos, Nadal volvió a la pista con gesto serio. No estaba bien, pero si alguien pretende echarle de una pista, debe hacer algo más que esperar a que se retire. Fritz, también con un vendaje en el muslo derecho, no aprovechó el momento. Bajó su presión de nuevo y cuando se dio cuenta, Nadal le había roto el servicio y le arrebataba el set.

Historia repetida

Fritz también pidió al fisio por su muslo izquierdo. Si el estadounidense había dicho que tendrían un partido entre sanos, después de la final de Indian Wells que los dos jugaron lesionados, en Wimbledon se repetía la situación. Eso no impidió que Fritz ganara el tercer set tras hacer dos 'breaks' a Nadal, el primero gracias a otra doble falta. y el segundo, con una derecha dos metros fuera de la línea para hacer la segunda rotura.

En el cuarto set los dos tenistas se rompieron de salida el servicio tres veces. Dos veces Nadal (1-0 y 2-1), que tomó ventaja para seguir la lucha. Fritz hizo un esfuerzo para igualar 4-4, pero acabó atrapado para ceder el saque (6-5) y el set.

'Super tie break', definitivo

Nadal no estaba dispuesto a abandonar de la central fácilmente. Volvió a marcharse a los vestuarios para reaparecer, peinado y cambiado, dispuesto a otra de sus heroicidades en un quinto set, donde su saque volvía a aguantar, sacaba más fuerte. Las dobles faltas habían desaparecido, ni un gesto de dolor. Su mirada era otra.

En el séptimo juego, tras el cuarto 'break point' Nadal se apuntaba la rotura (4-3) que parecía decisiva, pero Fritz rompió en en el siguiente para igualar el marcador hasta un 'super tie break' definitivo.

Tanto luchar para acabar ahogado en la orilla. Fritz, no aguantó la presión del momento. Cedió un 5-0 de entrada. Y Nadal no dejó escapar la ventaja para rematar la victoria que parecía imposible con un un primer servicio y una derecha definitiva (10-4).

Mientras duraba la batalla en la central, el Nick Kyrgios dio el paso para esperar este viernes a Nadal , derrotando al chileno Christian Garín por 6-4, 6-3 y 7-6 (5). El díscolo tenista australiano, con 17 'aces' y 35 golpes ganadores, se apuntó a su primera clasificación en unas semifinales de Grand Slam, a los 27 años. En la pista le esperará Nadal, al que ganó en 2014, y al que ha derrotado en tres de las seis ocasiones que se han enfrentado.

Las semifinales femeninas

Noticias relacionadas

En los últimos cuartos de final femeninos, la rumana Simona Halep se impuso a la estadounidense Amanda Anisimova (6-2, 6-4), mientras que la kazaja, nacida en Moscú, Elena Rybakinam derrotó a la australiana Ajla Tomljanovic (4-6, 6-2, 6-3).

Las semifinales de este jueves enfrentarán a Halep, campeona del 2019, contra Rybakina y a la tunecina Ons Jabeur ante la alemana Tatjana Maria.