Tenis

Carlos Alcaraz cae con honor en el quinto set ante un gran Berrettini

El murciano se despide del Open de Australia en la tercera ronda después de igualar dos sets en contra ante el número 7 del mundo

Carlos Alcaraz, en acción, en el partido ante Berrettini

Carlos Alcaraz, en acción, en el partido ante Berrettini

3
Se lee en minutos
Dioni García

El murciano Carlos Alcaraz Garfia cayó ante el italiano Matteo Berrettini, número siete del mundo, en un partido de tercera ronda del Abierto de Australia que se resolvió en el quinto set y donde el joven de El Palmar igualó el duelo después de perder los dos primeros sets (2-6, 6-7, 6-4, 6-2 y 6-7) tras más de cuatro horas de juego en una jornada con 30 grados de temperatura. La experiencia fue clave en la muerte súbita del quinto set, pero el jugador de El Palmar cayó con la cabeza alta y ofreciendo un alto nivel de juego frente a un rival que se tuvo que emplear a fondo.

Alcaraz comenzó con fuerza el encuentro, muy centrado y ofreciendo un alto nivel. En los dos primeros juegos con servicio de Berrettini dispuso de hasta cinco bolas de rotura de servicio que no aprovechó. Hasta el 2-2 el set estuvo igualado, pero a partir de ese momento el murciano sufrió un importante bajón en su juego. Dejó de forzar el revés de su rival y perdió la concentración, perdiendo la manga por 6-2.

Recuperar sensaciones

Peor fueron las cosas en la segunda manga. Carlos Alcaraz estaba fuera, a merced de su rival, quien con su espectacular saque dominaba el partido. Hasta siete juegos consecutivos llegó a ganar el italiano, que se colocó con un inquietante 1-3. Pero entonces resurgió el pupilo de Juan Carlos Ferrero, que recuperó sensaciones. Empezó a variar más sus golpes y la altura de las bolas, algo que hizo mucho daño a Berrettini. Igualó el partido a cuatro tras un break y el set se decidió en la muerte súbita, donde el dominio del número siete del mundo fue claro (6-7).

Alcaraz tenía que tirar de épica para tratar de igualar el partido con dos sets en contra. Y lo hizo. Hasta el noveno juego cada jugador ganó su servicio, pero en ese momento logró una rotura de servicio Carlos Alcaraz que no desaprovechó para hacerse con el punto (6-4) y la posibilidad de llevar el choque al quinto set. El grito con el que cerró esta manga el murciano fue totalmente premonitorio. Había recuperado la confianza y todo podía pasar con el joven talento de El Palmar en racha.

Gen competitivo

El murciano ofreció un recital en el cuarto set. Pese a tener toda la presión sobre sus espaldas, sacó ese gen competitivo que siempre ha mostrado durante su carrera deportiva. La igualdad se mantuvo hasta el 2-2, momento en el que Berrettini empezó a dar muestras de debilidad. Y Alcaraz no desaprovechó la oportunidad para romper el servicio de su rival en dos juegos consecutivos y colocarse con un 5-2 que fue determinante, ya que en el siguiente, con su servicio, se hizo con el punto e igualó el choque.

Berrettini comenzó sirviendo y torciéndose el tobillo en una desplazamiento lateral. Alcaraz, en un gesto de deportividad, se acercó hasta el italiano para interesarse por su estado físico, un gesto que aplaudió mucho el público del Open de Australia.

Noticias relacionadas

El italiano pudo seguir el partido después de ser atendido por los servicios médicos y continuó viéndose un partido de un gran nivel tenístico. La tensión se notaba en la pista porque estaba en juego el pase a los octavos de final del primer Grand Slam de la temporada. Pero a Alcaraz no le tembló el pulso. Eso sí, su rival no le daba concesiones con su servicio y el choque llegó a su fase decisiva con 4-4. La presión creció al ganar también con su saque Berrettini y situarse por delante con 5-4, pero el murciano resolvió fácil el siguiente juego con un ace incluido dejando a su rival en blanco (5-5). El italiano le pasó de nuevo al joven murciano la presión el ganar su servicio con facilidad y situar el partido en 6-5. Y de nuevo respondió con solvencia el pupilo de Juan Carlos Ferrero para jugarse el pase a octavos en la muerte súbita, que se disputó a diez puntos, después de salvar una bola de partido.

La situación se complicó mucho para Alcaraz cuando Berrettini logró un mini break y se puso con 6-4 por delante. Con una dejada acortó distancias (6-5), pero el italiano volvió a ganar su servicio (7-5). Otra vez tocaba remontada para el murciano y con toda la presión encima. El italiano llevó al límite a Alcaraz al ganar el siguiente punto con su servicio (8-5) y precipitarse en la siguiente (9-5), dejando cinco oportunidades de ganar el choque a Berrettini. Y una doble falta del jugador de El Palmar cerró el partido.