Tras ser expulsado de Australia

El deportado Djokovic aterriza en Belgrado y desata el fervor patriótico en Serbia

El Gobierno español da la razón a Australia: "Han hecho lo que debían: vencer al negacionismo"

Novak Djokovic llega a Belgrado. En la foto, un hombre se toma un selfi con el tenista Novak Djokovic a su llegada al aeropuerto. / REUTERS / CHRISTOPHER PIKE / VÍDEO: ATLAS

1
Se lee en minutos
El Periódico

El tenista número uno del mundo, Novak Djokovic, expulsado de Australia tras perder una batalla legal por no estar vacunado, ha aterrizado este lunes en Belgrado en medio de una gran expectación. El fervor patriótico se ha desatado en el aeródromo. "El Open de Australia ha perdido 100% su valor. Quien lo gane ahora, realmente no cuenta", afirmaba uno de los presentes, Alek Drakoo.

El deportista, de 34 años, considerado un héroe en su país, ha llegado a la capital serbia las 12:16 horas (11:16 GMT) en un avión procedente de Dubai, donde hizo escala en su regreso desde Australia, informó la agencia de noticias Tanjug.

Djokovic, que aspiraba a defender su título de campeón del Abierto de Australia y convertirse en el primer tenista de la historia en sumar 21 Grand Slams, regresa a casa después de once días de controversia deportiva y diplomática por su oposición a vacunarse contra la covid.

Respaldo español

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha respaldado la decisión de las autoridades australianas de expulsar al tenista serbio y ha afirmado que "han hecho lo que debían: vencer al negacionismo". En una entrevista en La Sexta, la ministra ha contrapuesto los valores que imprime el tenista español Rafael Nadal a la postura de Djokovic que "no los tiene" y ha dicho que con la expulsión del tenista serbio las administraciones han vencido al "negacionismo de las vacunas para poner en valor la solidaridad".

Noticias relacionadas

"El deporte también son valores", ha incidido toda vez que Djokovic ha aterrizado ya en Belgrado tras perder una batalla legal por no estar vacunado.

No obstante, el Gobierno australiano ha dejado la puerta abierta para que el tenista serbio pueda volver tras su deportación "si se dan las circunstancias adecuadas", sin tener que cumplir los tres años de prohibición para entrar en el país.

El tenista Novak Djokovic, a su llegada a Belgrado.


/ REUTERS / Christopher Pike