Abierto de Tenis de EEUU

Alcaraz mantiene vivo el sueño

Garbiñe Muguruza cae ante la bielorrusa Barbora Krejčíková

  • El murciano sufre pero se impone en cinco sets a Peter Gojowczyk

  • Es el jugador más joven en alcanzar cuartos en Nueva York en la era Open

Carlos Alcaraz en el US OPEN.

Carlos Alcaraz en el US OPEN. / JUSTIN LANE (EFE)

4
Se lee en minutos
Idoya Noain
Idoya Noain

Periodista

ver +

Algunos días el trabajo tiene tal brillo, tal magia, que abre a su autor directamente las puertas grandes. Otros, en cambio, es menos espectacular, menos memorable. Al final, no obstante, lo que cuenta es abrir la puerta, el resultado.

Este domingo en el Abierto de Tenis de Estados Unidos Carlos Alcaraz ha vuelto a cumplir y mantiene vivo el sueño que está haciendo realidad en Nueva York. En tres horas y 32 minutos ha ganado al alemán Peter Gojowczyk en cinco sets (5-7, 6-1, 5-7, 6-2, 6-0) y se coloca en cuartos. A sus 18 años es el jugador más joven en hacerlo en el grande neoyorquino en la Era Open y en esa ronda se enfrentará al canadiense Felix Auger-Aliassime, al que entrena Toni Nadal.

Un partido más áspero

El partido de Alcaraz frente a Gojowczyk, el 151 del mundo que llegaba de la previa, ha sido muy diferente al del viernes, ese triunfo ante Stefanos Tsitsipas que hizo a Alcaraz inmediatamente una estrella en Nueva York y más allá. Los golpes, la precisión y la fuerza que deslumbraron ante el número tres no parecían igual de estelares ante el veterano germano de 32 años, que ha arrancado demostrando no tener nada que perder y juego y oficio a sus espaldas.

Alcaraz ha perdido el primer y el tercer set. Ha sido solo tras romper en el cuarto para ponerse 3-1 cuando el partido definitivamente se ha empezado a inclinar hacia su lado, mientras el cuerpo de Gojowczyk empezaba a fallar. “En el cuarto set pensé que había alcanzado mi límite física y mentalmente”, explicaba después el murciano, que ha vuelto a reconocer la importancia del apoyo que le ha dado un público que, en la pista Grandstand, la tercera del torneo, ha llegado ya totalmente entregado al de El Palmar.

No ha sido, definitivamente, un partido fácil. Frente al encuentro con Tstistipas, en el que dijo haber disfrutado “como un crío pequeño”, este domingo Alcaraz reconocía con una sonrisa que le había “costado disfrutar un poco más”. Pero al final, con el triunfo ya en el bolsillo, los momentos en que las cosas se llegaron a ver más difíciles se evaporaban. “Sacar este tipo de partidos se disfruta un montón”. 

“Soy un chico ambicioso”

No está Alcaraz durmiéndose en los laureles de esa victoria magistral ante el número tres del mundo, aunque admite que le ha dado “confianza”. No está tampoco sucumbiendo a la presión de las expectativas que se han disparado, ni a la de una atención mediática creciente, con entrevista en ‘The New York Times’ incluida. “Intento no dar importancia a lo de atrás, no pensar en el partido de Stefanos”, explicaba a la prensa. “Cada día es un nuevo día. En cada ronda hay un gran jugador que también quiere ganar y tengo que dar lo mejor”.

Lo que está haciendo, como hasta ahora, es seguir su propio camino. “Soy un chico ambicioso que siempre quiere más”, decía sin tapujos. “No me esperaba para nada poder estar en unos cuartos de final pero creo en mí, en mi juego, en como estoy jugando. Pensando un poco en frío puedo estar aquí ahora mismo, en este Grand Slam”, continuaba, antes de añadir lo que suena a premonición: “y en los que vienen”.

Muguruza, eliminada por Krejcíkova

Peor noche tuvo Garbiñe Muguruza, que fue eliminada en octavos de final por la checa Barbora Krejcíkova. El partido acabó con un 6-3, 7-6 (7-4) a favor de la última campeona de Roland Garros pero también con tensión y polémica.

Después de ceder el primer set y quedarse 0-4 en el segundo, Muguruza mostró el "espíritu de lucha" que había prometido antes de salir a la pista del Arthur Ashe e inició una remontada, rompiendo dos veces a su rival y llegando a tener tres bolas de set en el servicio de Krejcikova.

La checa salvó las tres y llevó el partido al 5-5 antes de tomarse un tiempo médico que alargó más de lo permitido y que definitivamente enfrió el ritmo que había tomado Muguruza. En el tie break, tomándose también sus tiempos entre los puntos, se hizo con el partido.

Noticias relacionadas

En el saludo final en la red Krejcikova le dijo a Muguruza un "lo siento", "gracias", pero la hispano venezolana le replicó con un brusco choque de manos y, como se pudo comprobar luego en el vídeo, le dijo: "tan antiprofesional". En su comparecencia luego ante los medios no quiso entrar en más detalles. "No quiero hablar de esto, les dejo juzgar lo que piensan", declaró Muguruza. "Entre jugadores sabemos un poco cómo comportarnos en ciertos momentos y no estaba muy contenta al final del partido".

Los problemas físicos que enfrentó Krejcikova en el final del partido no parecían, no obstante, una broma. Sin dar siquiera las declaraciones habituales a pie de pista se marchó de Arthur Ashe con asistencia para caminar.