TENIS

¿Quién puede frenar a Djokovic en Wimbledon?

El canadiense Shapovalov, el italiano Matteo Berretini y el polaco Hubert Hurkacz se interponen en el camino del número uno mundial hacia su 20º título de Grand Slam, que le colocaría a la misma altura que Nadal y Federer

Djokovic devuelve un golpe.

Djokovic devuelve un golpe. / Djokovic devuelve un golpe.

4
Se lee en minutos
Jaume Pujol-Galceran
Jaume Pujol-Galceran

Periodista

ver +

A Novak Djokovic le quedan tres días y dos partidos para conquistar su sexto Wimbledon, revalidar el título por tercera vez consecutiva, y entrar en el ansiado ‘Club de los 20 Grand Slams', junto a Roger Federer y Rafael Nadal.

El canadiense Dennis Shapovalov, este viernes en semifinales, en el segundo turno de la central, y el italiano Matteo Berretini o el polaco Hubert Hurkacz son los últimos tres tenistas que pueden impedir al número 1 mundial que consiga su propósito de ganar el título en el All England Tennis Club de Londres el próximo domingo.

Shapovalov, 12 mundial, será· el primero en tratar de impedir el reto del tenista serbio. "Será súper difícil ganarle, pero no tengo nada que temer y creo en mi juego", aseguraba el canadiense tras clasificarse por primera vez, con 22 años, para las semifinales de un Grand Slam. En sus seis enfrentamientos anteriores con Djokovic solo le ha ganado dos sets desde que se cruzaron por primera vez en el Abierto de Australia de 2019.

Aunque Shapovalov es, desde hace tiempo, uno de los tenistas de la 'Next Gen' que apuntan a tomar el relevo del ‘Big Three’, lo cierto es que el canadiense no acababa de demostrar su enorme potencial y parecía estancado en el ‘top 20’, mientras otros tenistas de su generación le superaban y llenaban titulares de prensa con sus éxitos. Shapovalov solo tiene de momento un título ganado en Estocolmo (2019).

Un nuevo Shapovalov

 Su tenis potente, agresivo e intuitivo le permitió ascender en el ránking rápidamente pero su carácter abierto y despreocupado no le ha ayudado a centrarse para poder conquistar más éxitos, de momento.

Nacido en Tel Aviv, residente en Nassau (Bahamas) pero formado en Canadá, Shapovalov, amante de cualquier música, últimamente el hip-hop y G-Eazy, parece haber encontrado en Wimbledon su mejor versión, tanto tenísticamente como en sus ganas de luchar en la pista, como hizo para superar su primer partido ante Kohlschreiber, en cinco sets; después vencer a Murray, a Bautista y finalmente a Khachanov, también en un duro partido a cinco sets.

Shapovalov buscará ser el segundo canadiense en la historia de Wimbledon que alcanza la final después de Milos Raonic, en 2016, cuando cayó ante Andy Murray.

 Si Djokovic supera a Shapovalov, su último rival en la final saldrá del partido entre Berrettini y Hurkacz (14.30 horas, Movistar), dos tenistas que también vienen pidiendo paso en el circuito pero considerados demasiado irregulares. Tanto el italiano como el polaco tienen un juego muy similar, potentes golpes y con un servicio que, sobre la hierba de Wimbledon, aumenta su efectividad de forma exponencial. 

Los dos tienen también mucha mano y el mismo punto flaco en el juego desde el fondo de la pista, aunque en Wimbledon están mostrándose también fuertes en defensa.

Berrettini, noveno del mundo y semifinalista en el último Abierto de Estados Unidos, a sus 25 años y tras ganar hace dos semanas el título en Queen’s, antesala de hierba de Wimbledon, parece el rival más peligroso de los tres que le quedan a Djokovic, aunque el serbio le ha ganado en sus dos únicos enfrentamientos, el pasado en Roland Garros 2021.

La confianza de Berrettini 

"Estoy dónde quería estar, no me sorprende. Llegué a Wimbledon sabiendo que era candidato a todo", valoraba Berrettini sobre sus opciones, no solo de ganar la semifinal ante Hurkacz, sino pensando en un título que nunca ha logrado un tenista italiano. 

Pero antes de tener esa oportunidad, Berrettini deberá ganarse su plaza en la final ante Hurkacz, también el primer polaco que podría inscribir su nombre en el palmarés. 

De momento el polaco llega a las semifinales con una carta de presentación intachable, tras tumbar a Daniil Medvedev, número 2 mundial, y echar de su jardín al mismísimo Federer.

A sus 24 años y 18 del mundo, Hurkacz ha mostrado en Wimbledon armas para tenerle en cuenta, no solo por su potencia de golpes sino por su gran capacidad de sorprender con cambios de ritmo con dejadas, saque-volea y contrapiés, básicos en hierba.

Hurkacz se ha dado a conocer en Wimbledon, pero el polaco ya había dado muestra de su valor ganando el Masters 1.000 de Miami hace unos meses.  

Hurkacz, el desconocido

A pesar de eso, si para público en general era un desconocido, para la prensa también había pasado desapercibido. Tanto que, hace tres meses , el polaco se hizo famoso por quedarse solo en una rueda de prensa en Montecarlo que se hizo viral en las redes sociales. 

Noticias relacionadas

"¿Preguntas en inglés?", preguntó la moderadora de la APT. Nadie respondió. "Pasamos al polaco", dijo. Nadie estaba en la pantalla del Zoom. Nadie habló. "Lo siento, pero es que te habían pedido que vinieras", le explicó desolada. Hurkacz, se rió. "¿No hay preguntas? Buena rueda de prensa", dijo haciendo un gesto con el pulgar hacia arriba antes de levantarse e irse.

Tras ganarle a Federer todo el mundo ya conoce a Hurkacz y seguramente nunca más se quedará solo.