VICTORIA DE RUTINA

Nadal entra en octavos de Roland Garros por 16ª vez

  • "Es el momento de dar el paso grande. Me siento preparado, pero hay que hacerlo", dice el mallorquín tras ganar al británico Norrie. Su próximo rival será el italiano Sinner, este lunes.

Nadal, en acción en la Suzanne Lenglen. 

Nadal, en acción en la Suzanne Lenglen. 

Se lee en minutos
Jaume Pujol-Galceran
Jaume Pujol-Galceran

Periodista

ver +

Brazos al cielo. Sonrisa final. Objetivo cumplido. Rafael Nadal abrió de nuevo las puertas a la semana grande en París con una tranquila victoria ante Cameron Norrie por 6-3, 6-3 y 6-3.

 "Es el momento de dar el paso grande. Me siento preparado, pero hay que hacerlo. Jugar sin concesiones contra los mejores del mundo”, dijo Nadal tras ganar su partido 103 en Roland Garros y sumar 32 sets consecutivos sin perder desde 2019. Todo un aviso.

No era un día agradable para jugar. Cielo gris y encapotado. Humedad en el ambiente. Pista lenta y bolas pesadas. Ninguna de las condiciones que le gustan y, menos, en la Suzanne Lenglen, la segunda central, con fama de ser más lenta.

Norrie (45 mundial), zurdo cómo él, entró consciente de sus limitaciones pero dispueto a plantar cara. El tenista británico de 25 años lo intentó. Incluso le rompió dos veces el saque a Nadal en el segundo set (2-0 y 3-1) y se quejó a la juez de silla por el tiempo que perdía el campeón en los restos. «Tenía que ir a buscar la toalla cada vez al otro lado” dijo. Una situación parecida le costó días atrás una advertencia a Federer. A Nadal tampoco le gustó que Norrie hiciera varias veces el amago de sacar.

Nadal tiene otras cosas en su cabeza. “La semana ha sido correcta. No he perdido ningún set, pero se que necesito mejorar cosas para tener opciones”.

 Examen italiano

El lunes tendrá una buena prueba ante Jannik Sinner que derrotó al sueco Mikael Ymer ( 6-1, 7-5, 6-3). «Es un rival peligroso», valoró Nadal que ha ganado a la joven promesa italiana en Roma este año (7-5, 6-4) y en los cuartos de Roland Garros 2020 (7-6 (4), 6-4, 6-1).

También deberá pasar el examen ante otra de las promesas italianas, Novak Djokovic que se enfrentará a Lorenzo Musetti , tras vencer, sin problemas, al lituano Rikardas Berankis (93 mundial) por 6-1, 6-4 y 6-1.

Con 19 años Sinner y Musetti, son los dos tenistas más jóvenes vivos en Roland Garros, después de que Carlos Alcaraz, con 18 años y 39 días, se quedara a las puertas de acompañarles, al caer ante el alemán Jean-Lennard Struff (6-4, 7-6 (7-3, 6-2).

Alcaraz se sentía capaz de seguirles y aunque lo intentó el mismo razonaba su derrota. «Jugué retenido por no querer perder en lugar de jugar a ganar».

 Struff, un veterano de 31 años y 42 mundial, no estaba dispuesto a perder la oportunidad después de haber dado el gran golpe eliminando a Andrei Rublev (7 mundial). El alemán sí «jugó para ganar» y no se dejó sorprender por Alcaraz al que eliminó por 6-4, 7-6 (3) y 6-2.

 Derrota para aprender

«El año que viene volveré más fuerte y preparado», decía Alcaraz que tuvo que pasar la previa para poder conseguir su mejor resultado en un Grand Slam. El discípulo de Juan Carlos Ferrero está progresando y aprendiendo a marchas forzadas.

Noticias relacionadas

 «De las derrotas se aprende más que de las victorias», aseguró. Su próximo objetivo será Wimbledon, dentro de dos semanas, donde volverá a tener que ganarse una plaza en el cuadro en la fase previa.

Todos los resultados de la jornada y el programa del domingo en la web oficial de Roland Garros.

Temas

Rafa Nadal