BARCELONA OPEN BANC SABADELL

Nadal y Tsitsipas jugarán la final más deseada

  • El 11 veces campeón del torneo derrota a Carreño (6-3, 6-2) y buscará su 12º título ante el jugador más en forma del momento

  • El tenista griego se impuso al italiano Sinner por un doble 6-3, 6-3

Nadal celebra su pase a la final en Barcelona.

Nadal celebra su pase a la final en Barcelona. / Efe / Alejandro García

Se lee en minutos

Rafael Nadal está donde quería estar cuando llegó a Barcelona. Se acabaron las dudas. Listo y dispuesto para luchar por su 12º título en la pista que lleva su nombre. Con "poco a perder y mucho a ganar", decía este sábado tras vencer a Pablo Carreño por 6-3 y 6-2.

Este domingo le espera Stefanos Tsitsipas, el último campeón de Montecarlo, número 5 mundial, primero de la clasificación del año y el tenista más en forma del momento. El tenista griego se deshizo con comodidad del italiano Jannik Sinner, otro de los talentos de la nueva generación, al que derrotó por un doble 6-3.

Tsitsipas logró su novena victoria consecutiva desde que que cayó en las semifinales del Masters 1.000 de Miami y lleva acumulados 17 sets consecutivos sin perder. "Está en el mejor momento desde que le conozco. Es un jugador muy completo. Con una gran derecha y saque, una movilidad espectacular y un buen revés. No tiene puntos débiles. Será una final de máximo nivel y yo deberé estar al máximo y tener las ideas muy claras", valoraba Nadal.

Hace tres años, Tsitsipas se dio a conocer tenísticamente en Barcelona al jugar su primera final. Entonces el tenista griego era el 63º mundial y encajó un duro correctivo ante Nadal (6-2, 6-1). Desde entonces se han enfrentado en ocho ocasiones y Tsitsipas le ha ganado dos veces. En el 2019 en Madrid y este año en el Abierto de Australia.

Tras la eliminación en cuartos de final de Montecarlo ante Andrey Rublev, Nadal había aterrizado en el RCT Barcelona preocupado. No estaba nada contento de su juego pero se puso el mono de trabajo para recuperar el tiempo perdido tras dos meses de inactividad. "He jugado poco por la pesadilla que estamos viviendo todos, pero poco a poco he ido mejorando. Las sensaciones son mejores. Estoy en el camino", recalcaba.

Preparado para el examen

Nadal quizás no está al máximo nivel, pero se siente preparado y con ganas de afrontar el examen ante Tsitsipas. Carreño lo comprobó. En poco más de 25 minutos el tenista asturiano había encajado un 5-1 y en 1 hora y 29 minutos se marchaba con la novena derrota, sin haberle podido ganar un set nunca en tierra.

El tenista asturiano, 13º mundial, solo pudo maquillar el resultado al final del primer set en el que hizo un ‘break’ (5-2) y dispuso de tres ‘break points’ para el 5-4. Pero Nadal no le dio ninguna opción. Reaccionó rápido para apuntarse el set y encadenar un 4-0 en el segundo. No quería más sorpresas. Carreño solo pudo ganar dos juegos más antes de ceder el triunfo. 

Tsitsipas también se presentará en la central con las ideas muy claras. "Mi objetivo es salir invicto", anunció tras vencer a Sinner. "Sería muy importante para mí encadenar dos semanas sin perder, eso sería algo genial", aseguraba el griego.

Nadal dice tener otros objetivos. "Más allá del resultado, lo importante es estar ahí. Deberé dar un paso más para tener opciones reales". El tenista mallorquín conoce el momento de Tsitsipas. Ayer pudo verle por televisión ante Sinner.  

Noticias relacionadas

Tsitsipas apenas tuvo problemas ante un rival que viene pidiendo paso. El joven italiano, de 19 años, solo quiso plantarle cara pero se fue desinflando poco a poco, a medida que desaprovechaba las siete oportunidades de ‘break’ que tuvo, sin concretar ninguna. En cambio, Tsitsipas, lo logró a la primera (3-2) y ya no soltó la presa hasta asegurarse la gran final. 

La oportunidad de conseguir el doblete Montecarlo-Barcelona, algo que su rival, Nadal, ha conseguido en las 11 ocasiones que ha disputado la final y donde, hasta el momento, solo ha perdido un set. No solo eso. De las 67 que ha jugado desde que ganó la primera en Sopot (2004), solo ha perdido siete. ¿Quién da más?

Temas

Rafa Nadal