PRESENTACIÓN DEL OPEN BANC SABADELL

Un máximo de 1.000 aficionados podrán ver en directo el torneo de Barcelona

  • Nadal será la principal atracción del torneo catalán que contará con Tsitsipas y Schwartzman como 'top 10'.

  • Thiem, campeón de la última edición, jugará la misma semana en el torneo que Djokovic monta en Belgrado.

David Ferrer, en la presentación del Barcelona Open Banc Sabadell 2021.

David Ferrer, en la presentación del Barcelona Open Banc Sabadell 2021. / David Ferrer, en la presentación del Barcelona Open Banc Sabadell 2021

Se lee en minutos

El 10 de marzo de 2020, el Barcelona Open Banc Sabadell fue el primer acto que el ayuntamiento de la ciudad suspendió por la pandemia del coronavirus, horas antes de realizarse la presentación del torneo en el Saló de Cent. Un año después la alcaldesa Ada Colau lo ha recordado en la presentación de la 68º edición e la competición en los jardines del Palacete Albéniz de Montjuic, con las vistas de la ciudad de fondo.

Anunciada, ya 24 horas antes, la presencia de Rafael Nadal para disputar el torneo, este martes el acto de presentación oficial ha estado centrado en el resto del cartel de jugadores y las medidas protocolarias que se han preparado para celebrar el torneo con la presencia máxima de 1.000 espectadores diarios, siempre que el protocolo sanitario no cambie para las fechas de su celebración del 17 al 25 de abril.

Junto a Nadal, actual número 3 mundial y 11 veces campeón del torneo, las principales figuras del cuadro serán el griego Stefanos Tsitsipas (5) y el argentino Diego Schwartzman (9), junto a ‘top 20’ como el canadiense Dennis Shapovalov (11), Roberto Bautista (12), el belga David Goffin (13), Pablo Carreño (15), el búlgado Grigor Dimitrov (16), el italiano Fabio Fognini (17), el canadiense Felix Auger-Aliassime (18) y el chileno Cristian Garín (20), en una lista de 36 jugadores que cierra Feliciano López (64).

Djokovic se lleva a Thiem

“Tenemos un buen cartel a pesar de las dificultades de la pandemia, la propia burbuja de los jugadores y el cambio del sistema de ránking de la ATP, que lo complica todo”, ha valorado con optimismo David Ferrer, el nuevo director del torneo que no pudo ejercer su cargo el año pasado tras la suspensión del torneo. 

 El extenista y cuatro veces finalista en Barcelona se sentía satisfecho por la lista aunque en ella faltan, entre otros, el campeón de la última edición del 2019, el austriaco Dominic Thiem, que estará en la misma semana en el torneo de categoría 250 que organiza Novak Djokovic en Belgrado. “Thiem es un jugador de referencia per este año se había comprometido con Belgrado, ha argumentado Ferrer, que confía aún en poder incorporar algún 'top 10' más a la lista en los próximos días, a expensar de lo que suceda en el Masters 1.000 de Montecarlo que se disputará la semana antes. 

Seguridad y entradas

La principal obsesión de los organizadores, la nueva empresa Tenium qus sustituyó a IMG, era poder organizar el torneo tras la suspensión del año pasado. Para ello se han extremado las normas de seguridad que obligarán a una serie de restricciones como la reducción del aforo de la central que será límitado a 1.000 espectadores diarios, si las condiciones sanitarias por el coronavirus no varían tras la Semana Santa. Medidas que serán controladas por el doctor Antoni Trilla tras un acuerdo con el Hospital Clinic de Barcelona

Te puede interesar

La central ha sido adecuada con una grada suplementaria de 3.000 para poder acoger al público con las distancias sociales previstas para actos deportivos al aire libre según el protocolo de Sanidad. La calle comercial y el ‘village’ habitual en otras ediciones no se montará este año. Las pocas entradas que se pongan a la venta se podrán adquirir a partir del 14 de abril, con un mínimo de dos y un máximo de cuatro. En ese paquete de entradas se destinarán 300 diarias a los socios del club y un número a decidir para los patrocinadores. Las entradas vendidas del 2020 no serán válidas este año y se trasladan al 2022.

Los jugadores seguirán el protocolo que la ATP utiliza en todos sus torneos en una 'burbuja' de seguridad que limita su vida entre el hotel donde se alojen, la zona de vestuarios del club y las pistas para jugar o entrenar, sin ningún tipo de contacto extra con el público que pueda acudir al RCT Barcelona.

Temas

Rafa Nadal