01 dic 2020

Ir a contenido

las Nitto Finals ATP

Medvedev cierra el paso de Nadal a la final del Masters

Jaume Pujol-Galceran

Nadal devuelve un revés ante Medvedev.

Nadal devuelve un revés ante Medvedev. / Andy Rain (EFE)

Rafael Nadal se ha quedado de nuevo a las puertas de ese Masters que se le viene escapando desde hace ya 15 años. Una vez más el número 2 mundial deberá esperar otro año. Este sábado parecía que podría jugar la final del torneo por tercera vez, después de haber perdido las del 2010 (con Federer) y la del 2013 (con Djokovic), pero Daniil Medvedev le cerró la puerta en la narices al remontarle el partido y vencerle por 3-6, 7-6 (7-4) y 6-3.

Este domingo (19.00, Movistar) no estará Nadal en el O2 Arena de Londres pero tampoco el número 1 mundial, cinco veces campeón, Novak Djokovic, que fue eliminado en la semifinal anterior por Dominic Thiem por 7-5, 6-7 (10-12) y 7-6 (7-4). Tanto Nadal como Djokovic tuvieron en su mano el pase a la final pero no supieron ni pudieron certificarlo ante dos rivales de la nueva generación que viene persiguiéndoles a rebufo en los últimos tiempos.

"Es genial que Dominic y hayamos ganado a dos leyendas de la historia de nuestro deporte. Es genial para el tenis. Este año Dominic ganó su primer  Grand Slam [el Abierto de Estados Unidos] , así que no será fácil, pero espero jugar bien ponerle algunos problemas también", valoraba Medvedev ante la posibilidad de ganar el título. Pase lo que pase en la final, por cuarto año el Masters tendrá un nuevo campeón después de Grigor Dimitrov (2017), Alexander Zverev (2018) y Stefanos Tsitsipas (2019).

"La he pifiado"

Nadal pudo ser también un nuevo candidato al título este domingo. Lo tuvo muy cerca en la segunda manga en la que dominaba a Medvedev por 6-3 y 5-4, con servicio en su poder, para rematar la victoria después de remontar un 4-1 con un Medvedev lanzado. Pero, cuando más cerca estaba, el número 2 mundial se complicó la vida y vio como se esfumaban las que acabarían siendo las mejores opciones en un final  'loco' .

Medvedev, acosado y contra las cuerdas, reaccionó para romper el servicio del mallorquín en blanco (5-5), forzar un 'tie break' que  hizo suyo (7-4) y llevar el partido al tercer set,  después de verse eliminado."Tuve una sensación extraña hasta 5-4, estaba haciendo grandes tiros y de pronto había perdido la ventaja. Decidí cambiar de táctica, aguantar más en pista y ser también más agresivo. Funcionó", valoró el tenista ruso tras el partido.

Nadal tenía otra versión. "En ese momento pensaba que iba a ganar el juego y luego, en el 'tie break', ha habido un punto clave en el que he fallado con el 'drive'.He tocado la bola fatal y me lo ha ganado.Ahí se ha complicado una barbaridad. Ese punto [5-3] ha sido clave. La he pifiado y él ha tenido un golpe de suerte", explicaba decepcionado el tenista mallorquín. 

Cambio de escenario

Medvedev, que se había visto en el vestuario, encajando la cuarta derrota ante Nadal, le dio la vuelta al partido. No quería marcharse de la pista como el año pasado, cuando con un 5-1 a su favor, también en el tercer set, Nadal acabó remontando y ganando. En la cabeza de Medvedev también revoloteaba, con seguridad, la final del Abierto de Estados Unidos perdida en el 2019 en cinco sets.

El tenista ruso es un jugador más experimentado y mucho más letal, como había demostrado hasta este sábado ganando los tres anteriores partidos sin ceder un set y con una exhibición de juego ante Djokovic. Medvedev sacó a relucir sobre la pista azul del O2 Arena las razones de su dominio en la fase de grupos. Se lanzó a la victoria con un tenis valiente y agresivo.

Nadal aguantó el pulso hasta el 3-3, pero en cuanto el tenista ruso logró hacerle el 'break', en la tercera ventaja del séptimo juego, ya no ha encontrado la manera de frenar a Medvedev . Nadal había perdido la convicción con la que empezó el partido y ya no jugaba con la convicción necesaria, se le veía cansado, sin  la garra que le permite salir de las situaciones más complicadas y se entregó a las 2 horas y 35 minutos, cediendo un nuevo 'break' y sus ilusiones de jugar la final.

"He perdido una oportunidad importante. Es un día duro y estoy triste por la derrota, pero la vida continúa", aceptó resignado Nadal

.

Temas Rafa Nadal