26 nov 2020

Ir a contenido

Preocupación en el tenis

El inicio de la temporada 2021 se complica

El protocolo del gobierno de Australia en la lucha contra el coronavirus complica la celebración del Abierto de Australia

Jaume Pujol-Galceran

Djokovic besa el trofeo del Abierto de Australia ganado en el 2019.

Djokovic besa el trofeo del Abierto de Australia ganado en el 2019. / Kay Pfaffenbach (REUTERS)

A cuatro días de acabar la temporada tenística en el O2 Arena de Londres en la ATP se muestran preocupados por la nueva temporada del circuito que debía iniciarse con la habitual gira en Australia de torneos antes de la celebración del primer Grand Slam del 2021, previsto del 18 al 31 de enero.

Después de una temporada atípica en la que el tenis ha estado parado durante casi seis meses por la pandemia del coronavirus, se esperaba que la próxima temporada podría comenzar con mejores expectativas, pero en la ATP se ha encedido la luz de alerta.

 Aunque la ATP ya había publicado hace meses el calendario de la temporada 2021, ahora podría variarse por la situación de la pandemia en Australia y no se descarta un retraso y un cambio de fechas que podría complicar el calendario tenístico del resto del año. “Entendemos que el inicio de la temporada 2021 es incierto y estamos trabajando lo más duro posible para entregar el mejor calendario posible”, avanzó la ATP en un comunicado a los tenistas ante la situación en Australia.

Cuarentena retrasada

Craig Tiley, máximo responsable de la federación australiana, había anunciado los planes para la gira. Ien la que se iba a  permitir a mediados de diciembre la entrada al estado de Victoria de más de 500 jugadores de todo el mundo de los circuitos de la ATP y de la WTA para hacer una cuarentena que les permitiera entrenar y jugar la Copa ATP por equipos y los torneos de Sydney, Brisbane, Perth, Hobart, Adelaida y Canberra agrupándolos todos  en Melbourne antes del inicio del  Abierto de Australia, como se ha hecho este año en Estados Unidos con el Masters 1.000 de Cincinnati que se jugó en Nueva York, previo al US Open.

Pero el plan está en peligro después de que el primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews, anunciara nuevas medidas contra el coronavirus que afectarían la organización de los torneos de tenis de principios de año, recordando que Melbourne, corazón de la segunda ola epidémica en Australia, acababa de salir de largos meses de confinamiento.

Una nueva ola de contaminaciones en el sur de Australia ha obligado al establecimiento de un nuevo confinamiento de seis días en Adelaida, territorio vecino del estado de Victoria y el gobierno no permitirá la entrada de los tenistas, al menos, hasta el 1 de enero del 2021.