26 nov 2020

Ir a contenido

Derrota del campeón de Roland Garros

Zverev frena a Nadal en París

Jaume Pujol-Galceran

Zverev devuelve un revés a Nadal en París. / GONZALO FUENTES (REUTERS)

Zverev devuelve un revés a Nadal en París.
Nadal devuelve un revés a Zverev en París.

/

Bercy no es Roland Garros. La tierra roja de la Philippe Chatrier nada tiene que ver con la pista dura y verde del Palacio de los Deportes de Paris y Rafael Nadal lo comprobó una vez más este sábado. El número 2 mundial volvió a salir derrotado en un escenario muy distinto en el que hace apenas un mes mordió su 13ª Copa de los Mosqueteros y su 20º Grand Slam.

Alexander Zverev acabó con sus aspiraciones de poner fin a una maldición que le persigue en uno de los pocos Masters 1.000 que Nadal no tiene aún. El tenista alemán le derrotó en las semifinales por 6-4 y 7-5 para ganarse la plaza en la final de mañana (15.00 horas, Movistar) en la que se enfrentará al ruso Daniil Medvedev que, en la otra semifinal derrotó al canadiense Milos Raonic por 6-4 y 7-6 (7-4).

Saque decisivo

Nadal sabía que para ganar a Zverev debía  estar muy fino en el resto. Más de lo que lo estuvo ante Feliciano López,  en primera ronda, y ante Pablo Carreño, el viernes.

 Como ellos,  Zverev también le arrebató el primer set con un solo ‘break’ (2-1) de la mano de su poderoso saque (9 'aces' y 86% de primeros servicios), pero al contrario que Feliciano López y Carreño, el tenista alemán no se dejó sorprender en la segunda manga, en la que Nadal le forzó a un pulso hasta el final, después de que Zverev desaprovechara un ‘break point’ para el 4-1 y otros cuatro para el 5-2.

"El desafío es dificil, para ganar a Nadal hay que jugar sin errores", había dicho Zverev el día anterior y, en la pista, lo empezaba a comprobar. El número 2 mundial varió su táctica para evitar el KO. Dio un paso atrás para contrarrestar las ‘bombas’ de saque de Zverev y, así, logró su primer ‘break’, tras 65 minutos de partido, para igualar el marcador a 4-4 y 5-5.

Pero Zverev aguantó la presión y sacó el espÌritu luchador de su nuevo entrenador, David Ferrer, para hacer un ‘break’ defintivo (6-5) y certificar su victoria en el siguiente juego tras 1 hora y 39 minutos.

Masters, a la vista

"Zverev ha sido mejor y acepto  la derrota. Me ha faltado un poco y he tardado demasiado en restar como debÌa”, valoró Nadal, consciente de que necesita mejorar sus prestaciones de cara a las Nitto Finals del el 15 al 22 de noviembre en el O2 Arena de Londres que, como el Masters 1.000 de ParÌs-Bercy, sigue faltando en su museo de Manacor.

Un Masters donde estarán los ocho mejores de la temporada, entre ellos, Novak Djokovic, que una vez asegurada su plaza de n˙mero 1 mundial, opta a ganar su sexto tÌtulo.

Temas Rafa Nadal